jueves, agosto 10, 2017

Todo sobre el dinero.

La realidad, al ser estrictamente emocional, no responde a ningún parámetro perfecto.

Te puedes encontrar con una persona analfabeta y con escasa educación, que se haga rica por medio de la actividad a la que se dedique. Esa es la realidad.

Sin embargo, como el estado emocional de carencia es el general y el más común, puedes ser culto, tener una exquisita formación y educación y no generar dinero.

Se trata entonces de crear ese sentimiento de merecimiento para que el dinero entre en ti, estés con un proyecto entre manos, cuando tu empresa ya ha empezado a caminar o incluso si trabajas por cuenta ajena.

Y veo muchas personas que no prestan atención a lo que se les dice cuando preguntan, no prestan atención a lo que leen buscando respuestas y salidas con respecto al dinero aplicado a su proyecto empresarial.

Veo personas que no son excelentes en cuidar las palabras y sus actos con respecto a su proyección empresarial o económica y yo me pregunto: 

¿todas estas acciones son fruto de un sentimiento de merecimiento?

En realidad, todas esas acciones son totalmente contrarias a la emoción de merecimiento que el dinero necesita para venir. En cambio, estas personas luchan y se esfuerzan y no entienden el porqué no les salen las cosas como se las plantearon, teniendo en cuenta el tiempo y dedicación que han estado poniendo en su empleo por generar dinero.

Otras, en cambio, son excelentes y cuidadosas en sus actos pero demasiado insistentes e impacientes. Suelen ser personas que todos conocemos como "pesadas" o "densas".

A nadie le gusta que le insistan. A nadie le gusta tener una persona pesada al lado que te esté vendiendo su producto y/o servicio, que quiera que colabores en su proyecto o lo que sea y que no pare de hablar, que te quite tu espacio vital y que te ahogue.

¿Es este comportamiento de insistencia un sentimiento de merecimiento?

La respuesta ya la tienes. Si insistes, si quieres convencer, si eres impaciente, estás en la escasez, como todos. El otro, a quien le insistes y a quien intentas convencer, también lo está, por eso te rechaza. Quiere abundancia, aunque sea de manera inconsciente, y tú le estás mostrando escasez.

Todas estas acciones anteriores que vivo y veo cada día me enriquecen, aportándome gratis el escenario vital del dinero. Veo lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer y se cumple la premisa de que no hay un modelo de hacer las cosas sino un sentimiento.

Y esto es el gran descubrimiento.

No existen claves para el éxito, por mucho que creamos que sí.

Todo es estrictamente emocional.

Una persona con tendencia al despiste no tiene el enfoque en lo que quiere. Le puede pasar el dinero rozando y no verlo. Es más, no sabe lo que quiere y por eso también tiene tendencia al despiste.

¿Por qué crees que se habla tanto de dinero, de cómo conseguirlo, de las claves para llegar a la riqueza, de inversiones y de ahorros, de relaciones con el dinero, de creencias limitantes, etc.?

El próximo domingo día 13 de agosto impartiré un evento online gratuito que será grabado, destinado a quienes hayan hecho el Seminario El dinero emocional así como a los asistentes a mis eventos pasados bajo el mismo nombre. Toda la información que necesitas saber la tienes en la página informativa del evento, pinchando en las palabras señaladas.

¡Presta atención y podrás darte cuenta de lo que se dice para ti! 

Si no prestas atención porque piensas que ya lo sabes todo sobre el dinero, no vale la pena que asistas.

Gracias siempre y disfrutemos.

¡Hasta el domingo!

Ruth Morales


                                  REFERENCIAS


1 comentario:

  1. Me complase compartir esta persepciòn .Gracias Ruth.


    ResponderEliminar