lunes, enero 16, 2017

La realidad nos está hablando

Creo que en otras ocasiones he hecho mención a un título parecido a este: "la realidad nos habla continuamente", quizá hace algunos años hablé sobre esto.

Como estos artículos tienen que ver con la COMUNICACIÓN y yo la dirijo desde Cambio de Realidad como una relación entre uno mismo y el entorno, la realidad, hoy quiero hablar sobre las oportunidades que debemos extraer de cada situación.

Si esta realidad es como una obra de teatro y si nosotros somos personajes en ella, cualquier cosa que ocurra no deja de ser un guion por medio del cual la realidad se comunica con nosotros.

En verdad, somos nosotros quienes devolvemos la interpretación de la realidad a la realidad misma. Eso es la comunicación, eso es la vida.

Por lo tanto, trataremos de ver cualquier guion como una oportunidad para disfrutar de la vida.

Incluso en los guiones más amargos, hay algo de dulzura que podemos extraer de ellos, aunque tenga que pasar un tiempo para darnos cuenta. Pero eso es una lectura que cada uno debe apreciar en su momento y a su manera.

No se trata de preguntarse nada, se trata de aprovechar cualquier ocasión para comunicarnos: para estar solos, para estar acompañados, para no hacer nada, para hacer mucho, para dejar ese proyecto que nos ilusionaba pero que no nos salía, para comenzar otro, para conocer gente, para dejar de ver a gente, etc.

Cuando te posicionas por encima de la realidad (o algo más arriba de donde estamos normalmente), te das cuenta de que AQUÍ no se aprende nada (ahí está la trampa) sino que AQUÍ se disfruta de todo.

Si cada uno de nosotros llevara esta premisa consigo mismo, no habría violencia ni injusticia ni nada que nos provoque malestar.

Pero en esta realidad esto es imposible, ya que se montó desde ese escenario: el del bien y el mal, y por tanto, decir que no venimos a aprender, es como insultar a tu Dios.

Cuando te des cuenta de esto, de que no hay nada que aprender, te habrás liberado de muchas cadenas que pesan y que has heredado, pues viniste de esa herencia.

No hay nada por lo que luchar; si por este camino te va mal, toma otro. No existen las medias naranjas, no existe el proyecto ideal cuya esencia está en ti. No. Existen miles de ideas y de proyectos cuya esencia está en cada uno de nosotros.

Todos somos medias naranjas o partes de una gran naranja. No carguemos con propósitos de otros o de lo que los otros creen que es su propósito.

En realidad y en resumen, si ves la vida como una COMUNICACIÓN continua, te haces dueño de ti mismo, de la realidad misma y ella te responde enseguida y con lealtad porque eso es lo que ella quiere que le devuelvas, disfrute,  porque ella también disfruta de verte gozar.

La realidad es un espejo de ella misma. No son los pensamientos los que crean la realidad. La realidad misma es el pensamiento mismo y nosotros somos ese pensamiento desplegándose en millones de personajes que vienen y van, que entran y salen bajo distintos camuflajes, buscando porqués y propósitos y creyendo ser dueños de sus pensamientos.

El pensamiento es un UNO y es el DISFRUTE.

La clave está en comunicarnos desde el disfrute del instinto y no desde la experiencia heredada y entonces, la realidad nos hablará desde su primer diseño, desde lo más sensato y honesto, desde el placer de una primera vez.

Gracias y seguimos disfrutando.

Ruth Morales



NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.

0 comentarios:

Publicar un comentario