lunes, noviembre 09, 2015

Si tenemos un propósito en la vida, ¿creamos la realidad nosotros mismos?




En el tema de la creación de la realidad hay mucha confusión.
Por un lado, leemos que tenemos un poder inmenso e infinito para crear lo que queramos y por otro, nuestra realidad sigue siendo la misma: tenemos cosas que nos gustan y otras que no nos gustan y nuestra vida no parece cambiar notablemente a pesar de haber seguido ese conocimiento que otros nos legaron.

Nos alegramos ante pequeñas manifestaciones de nuestros deseos en nuestra vida, buscamos señales y a cualquier cosa la llamamos "sincronía", negando la casualidad,  mientras seguimos "creyendo" en que tenemos el poder de crear nuestra realidad.

Reflexionemos sobre lo siguiente:

"Si somos los protagonistas de una sincronía, ¿dónde está nuestro poder de creación? ¿En la sincronía o en cómo interpretamos la sincronía nosotros mismos? ¿Llamamos a eso "crear la realidad"?"

La cuestión hay que abordarla desde una perspectiva superior. Hay una frase que se ha convertido en eslogan y que reza así:

"No puedes resolver un problema desde el mismo sitio en el que fue creado".

Es lógico, de sentido común y genial pero no lo entendemos. Viene a decirnos que dejemos atrás el lenguaje tópico y salvemos ese peldaño para mirar por encima la cuestión de si creamos o no nuestra realidad. Como todo lo que es un eslogan, lo es porque no se ha entendido y lo es porque se ha extendido.

La percepción de Cambio de Realidad no es sino un nombre, un nombre más cualquiera pero tal percepción no es algo más.

Es una percepción por encima de esta realidad y se trata de verlo o no verlo y eso no depende del nombre que ponga a tal percepción, ni de cómo yo la transmita y ni siquiera depende de mí misma. Al mismo tiempo, depende de todo eso y de tu capacidad de verlo.


Somos personajes de una obra, somos el resultado de una proyección de una conciencia a la que hemos denominado de mil maneras pero que yo resumo en estas 4 palabras:


  • MENTE SUBCONSCIENTE
  • ALMA
  • SER
  • IDENTIDAD
Estas 4 palabras son la misma cosa. Son LA CONCIENCIA FÍSICA en su totalidad pues dentro de esta conciencia entra también la conciencia de un átomo, de una partícula del aire, de una célula de nuestro cuerpo, de ser un animal, de una bacteria, de nuestra imaginación e ideas, de otros universos paralelos, de otras razas que nos invaden, de ser una piedra, metal o madera y de ser un ser humano.
 La misma conciencia recoge todo pues es la misma para todo: la conciencia física. A partir de ahora la llamaré MENTE SUBCONSCIENTE o ALMA.

¿Qué significa esto y qué repercusiones tiene en nuestro supuesto poder de creación de la realidad?

Significa que la mente subconsciente o alma es el GRAN PROGRAMADOR, es el canal de radio que nos ha creado y al que estamos enchufados.

Somos el resultado de su CREACIÓN y, por tanto, nosotros estamos enchufados a sus emisoras, a las cuales se las ha denominado siempre PROGRAMACIONES y a las que yo llamo, para simplificar, CONCEPTOS. 

El concepto da lugar a la programación y si no hay concepto, no hay programación y por tanto, no existe en nuestra realidad.

Nosotros somos el producto de dicha programación o concepto o, lo que es lo mismo, hemos sido creados por ellos mismos y por eso, somos ELLOS MISMOS.

Cuando intentamos cambiar la realidad o crearla por nosotros mismos, vemos que NO PODEMOS y esto es consecuencia del desconocimiento de que estamos enchufados a dicha programación o de que somos la proyección de un CONCEPTO (creencia matriz). Cuando intentamos desprogramarnos o reprogramarnos, estamos haciéndolo desde la misma programación, la cual te hará ver que te has desprogramado pero lo que has hecho es enchufarte más a ella.

Es decir, te has enfocado todavía más al CONCEPTO, que es JUSTAMENTE lo que hay que trascender para no VIVIRLO.

Esta programación siempre tiene como principio y como fin el BIEN y el MAL y por eso seguimos buscando el BIEN dentro del mismo programa del MAL.

 En Cambio de Realidad lo resumo diciendo:

Una creencia más su contraria es la misma línea energética siempre. Para que exista el BIEN tiene que existir el MAL. Pertenecen al mismo programa.




Entonces, ¿creamos o no creamos nuestra realidad?


Sí, la estamos creando continuamente pero a nivel colectivo, como conciencia colectiva y no a nivel individual, lo cual es igual a decir que no estamos haciendo uso de nuestro poder.

Es a nivel colectivo donde nacen los propósitos. El propósito nunca es a nivel individual.

Por ejemplo: Si el propósito de un personaje que vivió en el siglo XIX fue erradicar la esclavitud, TUVO que existir la esclavitud para que él pudiera ir en contra de ella. (Esto es la comprensión del no-tiempo, no para ese personaje sino para ti, lector).

¿Está creando este personaje su propia realidad? Él cree que sí. Pero lo que está haciendo es DAR VIDA a una PROGRAMACIÓN, CONCEPTO O ENTIDAD dentro de la mente subconsciente en forma de propósito que tiene que ver con el concepto de ESCLAVITUD.

En realidad, todo está pasando al mismo tiempo: el amo, el esclavo, el que está a favor de la esclavitud y el que está en contra. Todos forman parte del mismo concepto, programación o entidad. Por eso, el propósito es siempre una entidad, una intención de un concepto colectivo.



¿Podemos entonces crear la realidad?
 La estamos creando de igual manera que ese personaje del siglo XIX.

Queremos crear nuestra propia realidad partiendo desde donde estamos (conceptos o programación) y lo que obtenemos son débiles premios ganados con esfuerzo y grandes fracasos.

¿Por qué? Porque estamos haciéndolo desde la programación a la que estemos enchufados y no desde la COMPRENSIÓN por encima de dicha programación o concepto.

Hay que salirse del escenario que te trajo aquí y esto nunca se hace por medio de:
MÉTODOS, PROPÓSITOS, CONOCIMIENTO, CREENCIAS SOBRE UNA NUEVA ERA, DESPERTARES DE CONCIENCIA, LAS FRECUENCIAS DEL AMOR, ETC.

Esto se hace desde una COMPRENSIÓN individual que hace que te vayas desconectando del globo que es la mente subconsciente con sus programas, o, lo que es lo mismo, que te vayas desenchufando de conceptos hasta llegar al NO CONCEPTO (no hay bien, no hay mal).

Cuando has entendido es cuando has llegado al CONCEPTO DEL BIEN Y DEL MAL y eso es ya lo último que hay. No es un camino. Es una posición en el supuesto camino.

Por lo tanto, los propósitos menores o mayores  en nuestra vida, son propósitos de tu totalidad como ser porque tú no eres tú, tal cual te ves ahora, con tu cuerpo y con tus circunstancias.

 Tú eres una parte de la CONCIENCIA FÍSICA la cual toma diferentes vehículos (personajes) para viajar por escenarios y guiones diferentes.

Conectarse y escuchar a la TOTALIDAD de esa conciencia física tomando diferentes vehículos y SIEMPRE EN MOVIMIENTO es la INTUICIÓN. Es la que quiere que hagas tu propósito porque ella quiere seguir existiendo.

Entonces, habría que declarar lo siguiente:

"Todo ser humano tiene la capacidad latente de ser ÉL MISMO o de CREAR SU REALIDAD pero solo un porcentaje pequeño de la población mundial puede LLEGAR a ello".

¿Por qué? Porque si un porcentaje grande de la población mundial COMPRENDIERA esto por encima de esta realidad, la mente subconsciente con sus programas desaparecía o la obra iría acabando y eso NUNCA podrá ser pues el tiempo es continuo, no existe y existe cuando nos enfocamos en él. El pasado, el presente y el futuro existen al mismo tiempo y lo que es más importante: el uno crea al otro continuamente.

Y ahora está existiendo porque en este momento tú estás leyendo este escrito.

Mientras no comprendas, te irá muy bien escuchar tu intuición pues escuchar la programación más afinada a la que estás enchufado es hacer lo que tienes que hacer, de manera fácil y placentera.

Cuando vas COMPRENDIENDO, la intuición va desapareciendo de tu vida, por simple lógica, pues ya no la necesitas, ya que estás desenchufándote de la programación de tu totalidad como ser programado.

Entonces, es cuando podemos hablar de que estás siendo UNO aunque no eres tú como personaje el que está siendo UNO.

Es una parte de esa conciencia física que deja de enfocarse en lo físico para volver al vacío de la esencia, sin propósito alguno sino el de ser la esencia y no ser más un personaje como vehículo de una conciencia programada. No es el personaje el que vuelve a la esencia sino la conciencia disfrazada del vehículo del personaje por medio del cual vuelve a su lugar de origen.

En resumen, o creamos ese estado emocional que nos desenchufa de nuestros conceptos, entidades o programación o estaremos creyendo ser nosotros mismos mientras somos un fragmento de la conciencia de dichas entidades que quieren expresarse aquí y ahora a través de nosotros mismos, a través del vehículo que es el personaje.

Estarás dando pasos de aquí a allá dentro de ese sistema de creencias, del bien al mal y viceversa y desde la posición más densa: la de la víctima.


Gracias y sigamos disfrutando siempre.

Ruth Morales









5 comentarios:

  1. Hola Ruth...la verdad estoy un poco confundida porque en el audio "¿Por que no conseguimos lo que queremos?" Dices que si queremos crear algo en nuestras vidas tenemos que sentir que esa otra realidad ya nos pertenece, pero aqui dices que no podemos a menos de que pertenezcamos a un cierto porcentaje de la poblacion con un alto nivel de percepcion...Entonces, una persona que aun no consigue trascender los conceptos, elevar su nivel de persepcion, etc...no puede crear su realidad aunque sienta y crea que esa realidad nueva (un deseo, algo material, etc) que quiere ya le pertenece?
    Muchas gracias por leer mi comentario Ruth, me encanta leerte y escucharte.
    Saludos
    Alejandra

    ResponderEliminar
    Respuestas


    1. Estimada Alejandra.

      Te responderé a tu pregunta con otra entrada a este blog y así lo pueden leer todos. Lo haré lo antes posible, desde que pueda.

      Gracias por tu pregunta e interés siempre.

      Ruth Morales

      Eliminar
  2. Hola estimada Ruth, como haces tú, me gustaría ir un poco más allá o introducir una perspectiva superior a este lindo post tuyo, que claramente a muchos les puede resultar contradictorio.
    En verdad yo creo que no lo es. Muestra un hilo conductor que atraviesa tus discursos, pero si me permites quisiera dejar mi interpretación de lo que tú quieres decir.
    Por un lado es cierto que las sincronicidades son creadas por algo mucho más vasto que la mente individual, porque ella no podría reunir todas las piezas del puzle para crear esa situación tan perfecta y a la vez extremadamente loca. Pero la creación de realidad, interpreto yo, no se trata de crear sincronicidades, porque ellas son provistas por los conceptos colectivos. En la creación de realidad, es fundamental entender que individualmente CAUSAMOS la casualidad. Causar no significa producir, causar es digamos en este contexto, aportar aunque inconscientemente obviamente, una porción de conceptos que se sincronizan con otros conceptos del campo colectivo y, juntos arman una determinada escena que se manifiesta como sincronicidad.
    Entonces mi reflexión es que ambas afirmaciones tuyas (sólo aparentemente polarizadas) son ciertas.

    1) En ¿Por qué no conseguimos lo que queremos?" Dices que si queremos crear algo en nuestras vidas tenemos que sentir que esa otra realidad ya nos pertenece. Aquí entra claramente el factor de coherencia entre pensamiento, EMOCIÓN, palabra y acción. Donde “sentir que ya nos pertenece”, significa algo totalmente distinto a “creer que ya lo tenemos”. Porque como decía mi queridísimo Freud cuando no conseguimos algo en la realidad es porque lo tenemos en algún otro registro del psiquismo. O sea, si creo que ya lo tengo al menos en el registro imaginario o en el simbólico (por haberlo dicho), ciertamente no lo tendré en el registro de lo real.
    Que nos pertenece, repito, no es lo mismo que ya tenerlo.
    Entonces esta afirmación tuya la considero altamente pertinente y acuerdo con ella de pe a pa.

    2) Tu a afirmación de que no se puede crear realidad propia al menos que pertenezcamos a un cierto porcentaje muy pequeño de la población, con un alto nivel de percepción. Es tan cierto que casi es una consecuencia directa de la afirmación 1.
    Es que también concuerdo en que un abrumadoramente altísimo porcentaje de la población tiene existencias que transcurren en planos totalmente inconscientes de los programas o conceptos que los dominan. Los desde dóndes intentan crear algo que desean, son desde dóndes culturales, basados en el inconsciente colectivo y cristalizados como conceptos o programas, que son nada más y nada menos que LOS cuatro PARADIGMAS (política, economía, ciencia y religión) QUE DOMINAN el inconsciente colectivo y TODA LA RELAIDAD CREADA, simplemente porque son ellos los que “dicen” lo que es realidad y lo que no lo es, lo que es posible y lo que es imposible.
    Para crear realidad propia, hay que conscientizarse individualmente de la existencia de esos paradigmas y cómo son las cárceles de la mente personal.
    Solo una pequeñísima parte de la población es capaz de identificar esas limitaciones y elige desde dóndes propios (no colectivos), basados en deseos propios (no deseos del Otro), puede crear su propia realidad. Pero este es un trabajo y un compromiso constante para no caer en las trampas del ego que son esos conceptos o programas dominantes. Con ese compromiso y autoevaluación permanente si se puede crear la realidad que más deseamos. Lo digo porque lo hago y lo experimento en carne propia cada día de mi existencia.
    Gracias Ruth querida por tantísimo aporte de valor y calidad con lenguaje sencillo, a la gente común.
    Cariños enormes

    Silvana Paola Gonella
    www.silvanagonella.com

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias siempre Silvana por tu presencia y reconocimiento.

      Agradecemos tu aportación.

      Un abrazo siempre.

      Ruth Morales

      Eliminar

  3. Hola a todos.

    Ya respondo a la cuestión planteada con una nueva entrada en este blog, bajo el título de "LOS DESEOS Y LOS SUEÑOS SON BARRERAS".

    Gracias siempre y disfrutemos.

    Ruth Morales

    ResponderEliminar