martes, marzo 18, 2014

La conciencia cambia la realidad y no al revés.

A pesar de la incomodidad dentro de este supuesto estado de bienestar, seguimos sin dar la vuelta a las cosas. Y, como no les damos la vuelta a las cosas, seguimos viendo lo mismo.

Esto me hace recordar bastante a la frase de alguien célebre que tanto se mueve por las redes y que reza algo así como que si seguimos haciendo lo mismo, obtendremos siempre lo mismo.

Y seguimos haciendo lo mismo.

En pocos días, he visto y oído varios comentarios tales como los siguientes:

  • Esta educación que tenemos nos quita conciencia (sic).
  • Este sistema está programado para que no pensemos y para que no seamos conscientes (sic)
  • Los medios de comunicación nos engañan y nos llevan por donde quieren (sic)
  • Nos están intoxicando para que seamos cada vez menos conscientes (sic).
  • Etc..

Estas palabras encajan bien y encajarán bien en la mente colectiva en cuanto y en tanto esta mente no sea consciente de sí misma. Y nunca lo será pues es una mente enfocada en la experiencia física, es decir, ha sido creada para experimentar esta experiencia y no para otra cosa.

Y yo pienso que, si les diéramos sencillamente la vuelta a las frases, aunque fuera por hacer algo diferente, por salirnos un poco de la línea habitual, veríamos otro resultado, ¿no?

  • Con conciencia, no hay educación que nos la pueda quitar.
  • Con conciencia, ningún sistema te puede programar.
  • Con conciencia, necesitaríamos cada vez menos información por parte de los medios de comunicación.
  • Con conciencia, no puedo sentir el mundo como una amenaza, por lo tanto, me doy cuenta de que no tengo que crear a nadie que me intoxique.
Una persona o "sistema" consciente (por llamarlo de alguna manera y ayudarme de un ejemplo pues la misma conciencia anula el sistema) no puede quitar conciencia al otro. Se trata de que las dos partes están en el mismo nivel de inconsciencia, es decir, en el mismo círculo.

¡Lo que falta a las dos partes es conciencia ! Las dos partes son la misma cosa.

Lo que urge es ampliar la PERCEPCIÓN, que no es sino salirnos del escenario habitual y mirar desde otro lado. Eso es la conciencia.

La conciencia ni te la da ni te la quita nadie. La conciencia es percepción.

No se puede ser más consciente desde el sistema de creencias.

El resultado de este acto sería un cambio de creencias dentro del sistema de creencias que te hará ver y creerte que eres "consciente".

 La solución reside en el no-concepto. Al final, todo es una cuestión del concepto sobre el bien y el mal y es allí donde hay que llegar.

Y es ahí adonde llevo a todo aquel que quiera oír lo que transmito como PERCEPCIÓN CAMBIO DE REALIDAD.


Gracias y disfrutemos


Ruth Morales


2 comentarios:

  1. Fantasticas palabras !! y es lo que todos tendriamos que hacer. Me he dado cuenta que desde que estoy anteponiendo mi consciencia a la realizacion de mi dia dia; yo manejo conscientemente mi vida! y no como lo estaba hacienda "la vida me manejaba" que cambios tan grandes estoy sintiendo y estoy viendo en mi entorno.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Szatmari.

      Solo se trata de eso: de ver el día a día por encima de todo concepto.

      Un abrazo

      Ruth M.

      Eliminar