lunes, enero 06, 2014

La "educación" como proyección nuestra.


La vida no es algo que nos ocurre y que está allí como desafío.
Lo primero que debemos comprender es que la vida está ahí porque la hemos elegido nosotros.

La primera vez que leí que nosotros elegimos nuestra vida me enfadé con el mundo, es decir, me enfadé conmigo misma. Maldije todo e incluso al Dios en el que nunca había creído. No podía aceptar que todo lo que estaba viendo había sido creado por mí también. 

Sobre todo, no podía aceptar que yo había creado aquello que más detestaba. Ni tampoco podía entender el porqué yo había creado tanto daño.

Pero este estado de no aceptación supuso solo el comienzo de una bonita historia, una historia en la que me hice la protagonista y en la que entendí tantas cosas que tuve que encerrarme durante más de dos años para poder organizar la información. Esta información se llama hoy Cambio de Realidad y es algo abierto porque nada acaba nunca.

A decir verdad, no se trata de ninguna información, en realidad se trata de una sola cosa, de un solo concepto. Más bien, es algo que todo ser humano sabe pero que "cree" no saber y que se puede resumir en una frase.

Como todo lo que existe es creado por uno mismo, de ahí se deduce que tenemos el poder de cambiarlo.

Y añado algo más: Tenemos el poder de cambiar todo sin necesidad de violencia, ni de manifestaciones, quejas, reclamaciones ni crítica alguna. Todo se hace en silencio y en paz, mientras seguimos haciendo lo que estábamos haciendo.

El  mayor daño que está haciendo el ser humano tanto a sí mismo como a la Humanidad es compartir su desagrado del entorno, llámese este política, economía, salud/enfermedad, sistema escolar, etc.

¿Por qué?

Porque con esa acción está creando más de lo mismo. Ese es el poder que albergamos. Pero hay que saber usarlo para nuestro bienestar.

¿Qué se hace, entonces?

Lo que tenemos que hacer es enfocarnos en lo que queremos y no en lo que no queremos.

Si la estructura del sistema escolar, desde padres hasta profesores, pasando por el contenido de las materias, no funciona, no lo critiquemos.

 Pensemos en qué es lo que podemos aportar cada uno para dar lo mejor de nosotros mismos y no esperemos a que vengan otros a cambiarlo. 

Esos otros crearán un sistema escolar alternativo, sistema que criticaremos en breve porque se habrá sustituido uno por el otro desde el mismo sitio, desde la misma intención, es decir, desde fuera cuando el cambio se tiene que hacer desde dentro.

Por eso, es cada individuo implicado quien tiene el poder de todo y "todo" significa tener el poder de cambiar el sistema escolar.

¿A que suena extraño? 

Quiero añadir que si estás leyendo este escrito no es por pura casualidad, aunque lo que aquí se diga suene raro. Nada de lo que leas aquí es esotérico. De hecho, no existe el esoterismo. Solo existe en tu cabeza como concepto: llamamos esotérico a todo lo que no entendemos o a lo que la ciencia aún no ha "visto". Y la ciencia ya ha "visto" bastante más de lo que tú sabes ahora mismo.

La función de la ciencia es la de explicarte la realidad, es decir, es nuestro actual lector de la realidad. 

La ciencia es un sistema dentro de este sistema que aceptas ciegamente sin saber que lo estás aceptando. Esto no es que sea malo, lo que no nos favorece es el desconocimiento de lo que acabas de leer.

Estamos entrando en un nuevo sistema de vida en el que se nos apremia a no tener ningún lector de la realidad que no sea nuestra propia mente, para eso la tenemos.

Tanto esoterismo como ciencia son lecturas de la realidad que ya han hecho su función.

Lo que yo te invito que hagas es que seas capaz de leer la realidad sin que te la cuenten, que la leas por ti mismo, liberado de creencias colectivas. No te liberarás de tus propias creencias de golpe pero irán cayendo una tras otra a medida que comiences a percibir la realidad por ti mismo.

A esto se llama despertar de la conciencia. Tenemos una poderosa mente pero esta no se ve apoyada por la conciencia, que no es sino un ojo más que percibe la realidad con mayor amplitud, Por lo tanto, la mente siempre ve lo mismo y repite lo mismo continuamente.

Entonces, ¿por qué no creer en que tú mismo tienes el poder de crear la realidad cotidiana y dejas el esoterismo, la ciencia, la búsqueda de la verdad y más cosas para la historia?

¡Vayamos allá!

Todo esto es aplicable a todo en la vida ya que todo es lo mismo, así que también lo es para la educación.

Si eres un profesor o sencillamente, padre o madre, quizá el escenario que tienes delante te haya traído aquí, a que estés leyendo ahora este escrito. Nombraré educador a todos, pues todos lo somos, en cierta manera.

Puede ser que no encuentres una motivación en tu quehacer diario, puede ser que no sepas para qué estás haciendo lo que estás haciendo. Puede ser que veas la vida llena de obstáculos o que pienses que está todo escrito yantes de que nacieras y por tanto esta vida es lo que te ha tocado y te tienes que aguantar.

 O puede ser que, dado que tus hijos adolescentes son problemáticos, tu función sea sufrir y luchar cada día para sobrevivir. 

Pero si le das la vuelta a todo eso, aunque patalees tal cual lo hice yo y atiendes a que nosotros somos los creadores de nuestro entorno, formúlate la siguiente pregunta:

¿Por qué y para qué hemos elegido este entorno tan hostil?

Esa es la pregunta que tú, padre, educador, profesor o sencillamente, ciudadano, debes preguntarte.
Lo primero que hay que hacer es aceptar las cosas tal cual son.

Quizá todo lo que estés viviendo es una oportunidad de la que carecen otros para poderte preguntar qué tienes tú que ver en todo esto, el porqué te ha ocurrido a ti.

¿Para qué elegiste esto?

Esa es la pregunta correcta y la primera respuesta te la doy yo, si quieres.

Lo has elegido para poderte formular esta pregunta ahora mismo.

No se trata de ser culpable de algo, se trata de ser responsable. La responsabilidad nos da poder. La culpa nos lo quita y nos mantiene en el paradigma de la víctima, paradigma que lleva siglos entre nosotros y que estamos dejando atrás.

Lo que viene ahora es puro gozo, al descubrir que hemos estado viviendo en una película de mentira.

Entre el educador y el niño o adolescente se forma una forma. Esta forma es energía. Tanto el educador como el niño o adolescente se han llamado recíprocamente para ser ayudados, el uno al otro. No podemos mirarlo desde otro punto de vista porque los puntos de vista también son parches para confundirnos. 

Solo hay un punto de vista y este es el de la conciencia.

El educador, por tanto, en calidad de adulto o de conciencia superior a la del niño o adolescente, y durante el período en el que estos lo sean, tiene la responsabilidad de mirarse al espejo, de formularse preguntas que le hagan tomar la responsabilidad como si él hubiese creado todo eso aunque no lo entienda aún.

Esto se hace desde una comprensión, entrega y responsabilidad que hará que seas más feliz y que, sin cambiar aún el entorno que te rodea, la vida comience a mostrarse más alegre, con su mejor cara. Te llenarás de paz con solo intentarlo.

Nadie se puede imaginar la de obsequios que tendrá con solo esta aceptación y con las preguntas que se haga, aunque las respuestas no vengan aún.

Tú has creado todo y ese niño, niños o adolescentes que tienes enfrente o a tu lado son parte de esa creación que te está diciendo algo a gritos.

Comienzas entonces el camino de vuelta a casa. Deja al niño y al adolescente expresarse sin que eso suponga una falta de respeto hacia ti o suponga una violación de tu libertad y dedícate a ti mismo y verás cómo el entorno (todo lo que te rodea) se convierte en algo amable, tu mejor amigo.
Haz lo que tengas entre manos.

El voluntariado lo tenemos en casa. No vayamos a otro lado. Quedémonos aquí, cada uno en su sitio y el mundo será algo mejor.

Si eres profesor te vendrán revelaciones que te harán cambiar la actitud y la forma de impartir la clase si es que estás desmotivado y dejarás de ver a tus alumnos como algo imposible o como simples seres que alteran tu bienestar. El alumno lo notará.

Si eres madre o padre, te dirigirás a tus hijos desde otro sitio, un lugar desde donde te encuentras cara a cara con ellos, entendiendo y aceptando que tú eres parte colaboradora de su creación. Él te ha llamado a ti y tú lo has llamado a él para que ahora realices esos ajustes en tu vida para completarla de manera plena.Y sobre todo, para dejar huella en este mundo.

No hemos venido aquí a sufrir ni a ayudar a otros. Hemos venido a disfrutar y a ayudarnos a nosotros mismos. Ayudándonos a nosotros mismos, desde la aceptación y el respeto,  no hay nada más que hacer.

Sobre todo, ten paciencia.

No pienses en que lo has hecho mal. Nadie ha hecho nada mal. Todo lo que se ha hecho es fruto del desconocimiento de que tenemos el poder de crear esta realidad.

Piensa en que hay una conciencia superior que te está asistiendo siempre y respira para conectarte con ella.

  La respiración siempre va con nosotros, es gratis y es nuestra única "medicina".
Solo tienes que respirar siendo consciente de que estás respirando.

Además, estarás colaborando a cambiar el entorno, es decir, a cambiar el sistema escolar sin necesidad de violencia, manifestaciones, pataletas y críticas.

Esto solo se puede hacer desde el silencio y la soledad.

Cambio de Realidad como propósito tiene que ver con todo pues es mi propia experiencia, experiencia que viví sin ayuda exterior porque nunca la pedí. Gracias a que lo di todo, pude "recibir este entendimiento".

 Por eso, cuando me propusieron dar una ponencia en las Jornadas educativas “Educar para Ser” supe que todo aquel que asista está preparado para oír algo diferente.

¡Gracias por haber leído este artículo y disfrutemos siempre!

Ruth Morales

Nota: Para los asistentes, añado que todo lo que aquí se comenta será explicado de una manera más extensa y transmisible durante mi ponencia en las jornadas.








24 comentarios:

  1. Vibra en mi corazón lo que compartes en este post. Gracias Ruth. Un abrazo. Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi por tu comentario y me alegro de esa vibración tuya tan placentera, jaja.

      Un abrazo

      Ruth M.

      Eliminar
  2. Lo he dejado de leer cuando has puesto "el mayor daño es compartir su desagrado".. resulta que si el ser humano no sabe LO QUE NO QUIERE, como va a saber que hacer para conseguir lo que quiere? Estas muy equivocada, hemos de expresar nuestro desagrado hasta hartarnos. Y es lo que le falta a la gente, ser inconformista y tener un buen ojo critico para con todo lo que le rodea.. ESO da miedo, romper con todo, INCLUSO CONTIGO MISMO.. es lo mas duro y valiente que alguien puede llegar a hacer.. por eso yo me dedico a sembrar mi ojo critico por todos lados y SE que surte efecto lo he notado con la gente de internet y la de mi entorno. No pretendo que todo el mundo sea como yo pero si que quiero compartir lo que se ve desde donde yo estoy, que sobra decir que es un lugar bastante privilegiado. Ya que soy libre, una palabra que suele quedar grande a la mayoria de la gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irena por tu tiempo y tu aportación.

      Un saludo cordial.

      Ruth M.

      Eliminar
    2. Esoty más de acuerdo con el comentario de Irena que con la teoria de la pasividad de Ruth,.yo también lo he experimentado en mi trabajo, el callar y tragar comunitario no lleva más que al abuso y pisoteo de derechos de las personas, el ser crítico y aportar tu pequeño granito de arena para cambiar las cosas surte efecto y demuestra tu poder interior, lo cual choca primeramente con la violencia de los demás ante la excepción de una mansedumbre ubicada en el miedo y la desesperanza para después sorprenderse de que no todos somos iguales.. también tengo que decir que he observado muchas incoherencias en los escritos y obras de Ruth, pero nadie somos perfectos. Saludos.

      Eliminar
    3. Gracias Anónimo por tu aportación.
      Es normal que observes incoherencias en mis escritos que has leído puesto que no estamos hablando de lo mismo.
      ¡La incoherencia sería no verlas!

      Un saludo cordial siempre.

      Ruth M.

      Eliminar
  3. Hola Ruth ¿qué tal estás?

    Quiero decirte que me ha gustado mucho este escrito y me gustaría resaltar cuando dices "entre el educador y el niño adolescente se forma una energía (forma energética). Tanto el educador como el niño adolescente se han llamado recíprocamente para ser ayudados el uno al otro. No podemos mirarlo desde otro punto de vista porque los puntos de vista también son parches para confundirnos. Sólo hay un punto de vista y este es el de la conciencia".

    La palabra conciencia, del latín < con > y "scientia" viene a decir unión de, convergencia de las ciencias y el saber. Y en su acepción original, que es la que más me gusta a mí, se compone de < con > y "syneidesis" (vocablo griego del cual deriva scientia) y que significa "capacidad de imaginar, es decir, con-ciencia > con capacidad de imaginar.

    En la frase que resaltas de tu escrito mencionas que entre el educador y el alumno o adolescente se establece una forma energética. Estoy totalmente de acuerdo contigo Ruth porque todo lo que vemos es una forma energética. La cuestión aquí es plantearse la pregunta: esa forma energética ¿a qué obedece o con qué intención se ha creado?
    Hay 2 variantes, una y su opuesta, es decir, por un lado la forma energética creada para atraer a más individuos que alimenten a esta con el consecuente detrimento de los intereses personales de cada individuo haciéndolos dependientes de esta forma energética. O bien, por otro lado, una forma energética establecida para velar los intereses, desarrollo y libertad del individuo en sí. Como es obvio, esta última es la más coherente, y la que, afortunada o desafortunadamente, la que menos abunda en la coyuntura actual.
    Por esto y mucho más, comparto todo lo que aquí comentas.

    Siempre gravitamos hacia aquello que más profundamente amamos. Incluso aquellas cosa que se nos presentan y parecen no gustarnos, también las amamos. En el ejemplo del educador y del adolescente, cuando se dan esos supuestos conflictos, tanto el uno como el otro se han elegido mutuamente y es muy posible que entre ellos vengan a darse muchos mensajes en esta vida.

    No es que al profesor le vengan revelaciones que le hagan cambiar su actitud. Son recordatorios, porque eso es lo que estamos haciendo entre unos y otros, recordándonos todo, recordándonos quiénes somos y qué hacemos aquí, estamos ayudándonos unos a otros a salir de esta amnesia colectiva, porque todos los que estamos aquí en este momento tenemos un porqué. Porque todos hemos sido muchas cosas en la vida, henos sido mujeres, hemos sido hombres, hemos sido vasallos, mercenarios, artistas, poetas, perseguidores, perseguidos... Hemos sido muchas cosas.

    Muy bonito Post y muy bien explicado.
    Un beso Ruth y muy buenos días.

    Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel!
      Cómo siempre, me gusta leerlo.
      Saludos cordiales!

      Leticia HF

      Eliminar
    2. ¡Leticia! ¡hola!
      Encantado de saludarte desde este blog tan bonito como es el de Ruth y muchas gracias por esa alegría que transmites y se contagia.
      ¡Un abrazo!

      Manuel

      Eliminar
  4. Muchas gracias siempre por tus palabras hacia el post y tu aportación Manuel.

    Feliz semana.

    Besos

    Ruth M

    ResponderEliminar
  5. Hola Ruth.
    Estoy de acuerdo contigo, y por lo que escriben algunos Anónimos, me doy cuenta que sus explicaciones en desacuerdo son en base a sus creencias.
    Ojalá despierten.
    A mi no me cabe la menor duda de que, el cambio empieza por mi, y eso mismo ayuda a mi entorno.
    Sabemos que si buscamos la paz para el mundo, primero hay que vivir la paz.

    Gracias Ruth.
    Leticia HF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Leticia.

      Me consta que estás comprometida con tu comprensión y de acuerdo con ello, irás viendo los resultados.

      Gracias por tu respuesta.

      Un abrazo

      Ruth M.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo con Ruth aunque vistos algunos comentarios entiendo que algunas personas aún necesitan experimentar la negatividad (conflicto, queja, crítica...) para aceptarla e integrarla y así encontrar el equilibrio en la dualidad que todos llevamos dentro. Creo que muchos hemos pasado en mayor o menor medida por esa fase hasta que nos damos cuenta de que es un camino agotador que drena la energía. Como decía Yoda, el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio y el odio lleva al sufrimiento. Queja, culpa, crítica, juicio... todas tienen el mismo origen: el miedo. Y éste a su vez es producto de nuestras creencias. Cuando nuestro sistema de creencias empieza a derrumbarse sentimos miedo y la reacción natural es defendernos atacando y culpando a padres, políticos, sistema económico, etc... pero tarde o temprano nos tenemos que enfrentar a nuestras creencias, en su mayoría heredadas, ya que si no lo hacemos el universo lo hará por nosotros, y sus métodos suelen ser bastante contundentes (depresión, enfermedad, despido, ruina, pérdida de un ser querido, accidente...).

    Somos responsables de absolutamente todo cuanto nos sucede. Entender esto es el primer paso, pero no es fácil y no todo el mundo está preparado, por eso mucha gente aún necesita experimentar el conflicto, individual o colectivamente. El sufrimiento es un gran despertador porque nos hace ver lo que no nos gusta y nos fuerza a cambiar y redescubrir quien verdaderamente somos más allá de disfraces o etiquetas. A nivel colectivo estamos experimentando muchas cosas negativas que nos están ayudando a despertar como especie y así transformarlas en algo positivo, pero esto sólo se puede hacer desde la comprensión y la aceptación, nunca desde la queja, la culpa o el odio.

    El mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior. Sólo cambiando dentro podemos transformar lo de fuera. Esto lo llevan diciendo los sabios y tradiciones místicas desde hace milenios y ahora la física cuántica está llegando a la conclusión de que la realidad observada es una ilusión relativa al observador. Es decir, nada de lo que vemos es real sino que todo es energía en constante transformación, proyección de nuestra conciencia. Por lo tanto quien experimenta la negatividad fuera es porque primeramente la ha experimentado dentro, nunca al revés. Como es adentro es afuera. Somos como antenas recibiendo la señal y por el principio de resonancia vamos a sintonizar con aquello que vibra en la misma frecuencia que nosotros. Esto es física pura, literal. Si vibramos en frecuencias bajas (densidad) recibiremos señales negativas, y viceversa. Así que si queremos ver otra película tendremos que sintonizar otro canal, del mismo modo que cuando nos ponemos frente a un espejo nuestro reflejo sólo cambiará si primero cambiamos nosotros.

    (Continúa)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verdadero cambio exterior se producirá cuando la humanidad se haga consciente de que somos cocreadores de la realidad y de que son nuestras creencias y nuestros pensamientos los que han creado la realidad en que vivimos. Mucha gente está experimentando mucha negatividad porque estamos pasando por un cambio de conciencia muy potente a nivel planetario y esto implica que se caen las máscaras y queda todo al descubierto como cuando encendemos la luz de la habitación y vemos que está todo desordenado. Es un proceso natural que nos obliga a afrontar todo lo que se ha ido quedando desordenado y estancado durante años y que hemos dejado de lado. Lo estamos viendo en la política, economía, educación, sociedad, ciencia, deporte, arte, salud, naturaleza... Todos los sistemas están en crisis porque se está reacomodando todo para lo que viene, y como se suele decir, el momento de mayor oscuridad es justo antes del amanecer. Por eso está todo tan revuelto y por eso tantas personas están desorientadas. En realidad todo es un proceso natural y que es positivo para el planeta y los seres que habitan en él. El universo está pidiendo cambio porque las nuevas energías ya no aceptan el viejo paradigma, por eso tantas pérdidas, desempleo, etc... para que nos desapeguemos y podamos dejar espacio libre para lo nuevo que está por venir, o como cuando la oruga sufre una metamorfosis para convertirse en mariposa y así volar y tener una mayor amplitud de visión.

      En definitiva, el universo es destrucción y construcción constantes, ya para construir algo nuevo hay que destruir lo viejo, como así está ocurriendo. De nosotros depende cómo nos lo tomemos.

      Un saludo y gracias por el artículo!

      Eliminar
    2. Muchas gracias Jorge por tu aportación. Ayuda mucho a entender y me alegro de que así haya sido.

      Un saludo cordial siempre

      Ruth M.

      Eliminar
  7. Pues yo pienso que sois incoherentes, no os dais cuenta de que criticando a los que son críticos también vosotros los sois? de que al decir: Ojalá cambien, o ojalá despierten! estais no aceptando o criticando a esas personas que aomejor lo hacen mejor que vosotros desde el espacio que les ha tocado vivir, o al menos diferente, no será que al fin y al cabo todos quereis estar en posesión de la verdad?... Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.

      Hay algo que me gustaría decir y que es parte de mi comprensión.

      Todos estamos siempre haciendo todo lo mejor que podemos, con nuestras circunstancias y bagaje. Aún en los casos de conductas más despreciables, el ser humano está haciendo lo que puede en ese momento. De no ser así, no lo haría.

      Muchas gracias por tu aportación.

      Un saludo cordial siempre.

      Ruth M.

      Eliminar
    2. Dónde ves tú la crítica? Quién ha criticado? Acaso no eres tú quien lo está haciendo??

      J.M.

      Eliminar
    3. Hola a todos.

      Agradezco que las personas se sientan libres de compartir lo que piensan y/o sienten a partir de cualquier post que aquí se publique pero lo que no quiero es que esta conversación derive en algo que está lejos del cometido de este blog, de la publicación en cuestión, de mi entendimiento y por tanto, de mi enfoque.

      Pido por favor que no se continúe con ella.

      Muchas gracias a todos por entenderlo.

      Un saludo afectuoso siempre.

      Ruth M.

      Eliminar
  8. Pués a mi lo que me llama la atención es que ahora proliferan los profetas y los sabios del cambio, aunque practicamente todos suelen decir lo mismo y copiar y pegar textos de algunos eruditos como Yoda - que me parece que es un personaje de ciencia ficción de alguna película-, y se viene a decir que es necesario el sufrimiento, que la gente sufra ruina, pérdidas, desempleo, vamos que anden bien jodidos porque es necesario para el cambio, para la nueva era - que no sabemos porque nadie explica en que consiste- .. será el cielo en la tierra? será que vamos a convertirnos en ángeles, o en santos? será que nadie tendrá que trabajar y nadie competirá con nadie?.. ni se sabe porque parece que existe mucha filosofia de nueva era pero los cambios no se ven como no sea una profunda crisis de desorientación que no termina de vislumbrar otra cosa que un ciclo de abajo hacia arriba como siempre ha existido. Sin más me despido Lorena M. alguien que entiende que no es necesario el sufrimiento para poder aprender o vivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Lorena.

      Muchas gracias por tu comentario. Yo también entiendo que no es necesario el sufrimiento para vivir, sin más. Gracias por sentir así.

      Un saludo cordial.

      Ruth M.

      Eliminar
    2. Hola Lorena,

      Muchas gracias por tu comentario. Si relees el mío (hablo sólo por mí) verás que en ningún momento he tratado de ofender o menospreciar a nadie sino más bien todo lo contrario. Simplemente he tratado de reafirmar el artículo de Ruth y aportando mi granito de arena.

      Como bien dices, no es necesario el sufrimiento para vivir, pero éste no deja de ser parte de la vida, al menos en el momento y dimensión en que nos encontramos. Los seres humanos tendemos a etiquetar y filtrar todo en base a nuestras creencias y creemos que el sufrimiento es algo malo, pero en realidad para el universo no existe nada malo ni bueno sino que todo simplemente ES. A veces interpretamos algo como malo, como por ejemplo un terremoto, cuando en realidad es algo positivo ya que es una forma natural de liberación de tensión (energía) de las placas tectónicas. Si esto no ocurriese se almacenaría tal cantidad de tensión que las consecuencias serían todavía más violentas, del mismo modo que cuando una olla a presión no encuentra válvula de escape.

      El sufrimiento puede ser muy positivo si éste provoca un despertar. No hay gente mejor ni peor ni más o menos espiritual o más o menos santa. Todos somos iguales, todos somos espirituales. Simplemente unos son más conscientes que otros, pero todos vamos hacia el mismo lugar. Somos conciencia viviendo una experiencia física. Es la conciencia la que crea la materia, no al revés. Por eso cuando uno se hace consciente y está más despierto se da cuenta de que es él o ella quien ha creado su realidad. Las experiencias que vivimos, tanto positivas como negativas, son parte de nuestro aprendizaje y evolución. Todo está bien, incluso aquello que creemos que no debería ocurrir.

      En última instancia todo es energía. La materia es energía. Nuestros pensamientos son energía. Por lo tanto todo es un constante fluir entre energía positiva y negativa. Y como nosotros también somos energía también tenemos aspectos positivos y negativos. Somos luz y oscuridad y sólo aceptando nuestra oscuridad podremos integrarla y lograr el equilibrio. Es cuando negamos nuestros aspectos negativos cuando más sufrimos, porque al reprimirlos no encuentran válvula de escape y como son energía por algún lado tienen que salir y esto puede suceder de muchas formas: ira, violencia, enfermedad, depresión, estrés... Por eso es positivo reconocer y aceptar nuestra oscuridad, porque así nos hacemos conscientes de ella y la podemos transformar en luz en vez de proyectarla en los demás o sufriendo más de lo necesario.

      Estoy de acuerdo contigo en que no hay que sufrir para aprender o vivir, pero muchas personas sí necesitan experimentarlo para acelerar el proceso de evolución. De hecho hay que haber conocido la oscuridad para apreciar la luz. Todos somos almas en evolución, compañeros de viaje con el mismo destino, y unos van un poco más adelantados que otros, pero todo vamos a llegar. Quienes están más evolucionados saben que no pueden forzar a nadie en su proceso ya que entonces estarían atentando contra la ley del libre albedrío. Cada uno ha de centrarse en sí mismo y sólo así servirá de espejo o referente para los demás. Al final todos venimos del mismo lugar y hacia él volvemos.

      Un saludo, Lorena.

      Jorge

      Eliminar
  9. Buenos Días Ruth,
    Como siempre leo algo tuyo en el momento oportuno, o llega a mi despues de pensar y recibir información de alguna cuestión , me encanta descubrir y sentir esto en mi momento, y como cada uno tiene su verdad, que cada uno la viva a su manera y función. Te felicito.Un besazo, estamos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Anónimo.

      A veces pasa eso, que leemos algo en el momento oportuno. Siempre ocurre así pero no siempre nos damos cuenta de ello.

      Gracias por decírmelo y por tus palabras.

      Un beso para ti también.

      Ruth M.

      Eliminar