jueves, diciembre 26, 2013

El propósito mayor



 En ciertas ocasiones a lo largo de nuestra existencia, no sabemos la razón de tantos impedimentos que se nos presentan para llegar a conseguir algo.

Queremos comprar algo y no llegamos al producto de ninguna manera. Queremos emprender un viaje y nos topamos con todo tipo de obstáculos de lo más absurdo y surrealista. Queremos ponernos en contacto con alguien y toda clase de suertes viene a visitarnos para que así no sea y viceversa.....

La realidad es energía al cien por cien y como tal hay que tratarla.

Para conseguir algo o para ir por el camino más fácil, hay que elegir el camino que menos energía requiera. 

Es de sentido común, aunque leyendas de todo tipo nos insten a sudar la gota gorda para conseguir el premio. Por ahí no es el camino, a no ser que quieras sudar la gota gorda, entonces, ese será tu camino.

Cuando nos encontramos con demasiados impedimentos para acometer esa acción que queríamos realizar, debemos pararnos y reflexionar sobre la energía depositada, la cual se disfraza en tiempo malgastado, en desenfoque, en dinero y en agotamiento.

¡La vida te está diciendo algo!

Detrás de problemas, detrás de obstáculos que se te están presentando, de fracasos aparentes, se esconde el propósito mayor.

El propósito mayor es la sabiduría de una parte de tu yo que percibe la totalidad de tu obra, ese ojo con mayor porcentaje de conciencia que está viendo la película en 3D. Está haciendo lo posible por conservarte bien, por ayudarte, para que no tengas ese incidente que habrías tenido si hubieras seguido los pasos que estabas dando si no hubieses tenido impedimentos.  A no ser que te empeñes en "fastidiarlo" todo,  tu yo que percibe la totalidad de tu obra, siempre te está hablando. Si te empeñas en fastidiarlo todo, entonces ese yo  también te ayudará a ello.

Todo es casi perfecto, ¿no?

Para facilitar el entendimiento de este artículo, para mí ese yo que percibe la totalidad de tu obra es el alma o, lo que es lo mismo, la mente subconsciente para aquellos que se sientan atraídos y más cómodos si se les habla en términos científicos o términos aceptados por una mayoría. Realmente tampoco es el alma, es la conciencia puntual de dicha alma porque esta siempre se está moviendo y por tanto, cambiando.

Por eso, cuando te encuentres con muchos "noes" como para dudar de lo que estás haciendo, párate y no pienses y pregunta por el siguiente paso o sencillamente, da las gracias, expresando que aceptas lo que te está pasando, aunque no entiendas nada.

Tanto la realidad aparente como la realidad probable futura están formadas por puntos que forman líneas energéticas en el Campo vasto de posibilidades.
Si muchos puntos están formando una línea que va a ser más que probable, ocurrirá y lo vivirás.

Pero, si por alguna razón, formas parte de un grupo humano en lo que sea que quieras poner como ejemplo de lo que estamos hablando o si has conectado con tu yo que percibe la totalidad de tu obra en un momento anterior, este hará lo posible para que no TOQUES esas líneas y te muestra la realidad con miles de obstáculos para que el propósito mayor de dicho grupo humano o de tu propia conexión, se haga realidad.

No es mala suerte. Tu yo que percibe la totalidad de tu obra te está hablando. Escucha y si no oyes nada, deja de pensar y de preguntarte la causa de tanta "mala suerte".

Mala suerte será si no entiendes nada sobre eso que te está ocurriendo.

Por eso no hay que dejar la vida en manos de otros. Debemos tener un contacto con nuestro yo más acorde a nosotros constantemente. Siempre.
Él vive gracias a esos contactos íntimos y siempre te corresponderá. Él es tu yo que percibe la totalidad de tu obra en constante movimiento.

A veces, confundimos esa voz con la descripción de la realidad, la experiencia o con la no obtención de resultados deseados. Y entramos en conflictos. En la mayoría de las ocasiones, ni siquiera entramos en conflictos porque ya vivimos con ellos, por lo tanto, esa es la realidad siempre.

No hace falta que leas nada ni que asistas a meditaciones grupales. Hay que hacer todo lo contrario, más bien, que es estar a solas contigo y hablar con tu yo más cercano y acorde a ti, el cual se convierte en tu yo futuro inmediato más probable.

Cuanto más conectas con tu yo futuro inmediato, más acortas la distancia, acortas el tiempo de manifestación. Es decir, acortas la experiencia, que es lo mismo que decir que acortas el tiempo.

Tu yo futuro inmediato se empieza a confundir con tu yo presente hasta que no ves ninguna diferencia, con lo que comenzarás a ver en tu realidad aquello con lo que has conectado.

Recordemos que nada existe, ni el destino siquiera existe, por lo que el propósito mayor lo estás creando tú siempre.

 El propósito mayor no existía hasta que tu yo futuro más inmediato se dio cuenta del CAMINO QUE ESTABAS TOMANDO, el cual te alejaba de él mismo. Por eso te manda señales.

Él quiere existir tanto como tú te agarras a esta vida. 

Eres tú en calidad de conciencia expandida quien te estás mostrando continuamente tu propósito mayor. Y un propósito mayor entendido, da lugar a otro propósito mayor, como los surcos que se forman al tirar una piedra en el agua.

¡Escucha tu intuición!

Gracias y disfruta siempre.

Ruth M.



1 comentario:

  1. Es decir,existen infinitas lineas energeticas que determinan nuestro futuro,pero nosotros le damos preferencia a una o varias que nos llevan a un fin o futuro que deseamos.
    Nuestros deseos cargados energeticamente por la emocion que nos causa ese deseo,nos lleva a reforzar esa determinada linea energetica que nos lleva a ese futuro.
    Es como si eligiesemos una via de un ferrocarril,y si por alguna causa nos desviamos,el ferrocarril descarrila,y esa es la señal de que nos alejanos de nuestro destino inconscientemente.
    Que bien y claro esta explicado,muchas gracias!!

    ResponderEliminar