sábado, julio 20, 2013

La llave


"¿Cómo hago para no sentir miedo en mi ahora? En este ahora hay problemas económicos en el negocio. Es lo que veo y vivo todos los días."

Esta es una cuestión que planteó una persona como respuesta a la anterior publicación en este blog cuyo título era: ¿Por qué parece que las cosas no nos salen?

Esa cuestión planteada es una cuestión que engloba todos los aspectos de la vida en sí. Si no se tiene miedo por los problemas económicos de la empresa en la que se está trabajando, se tiene miedo a la enfermedad o a la soledad.

 Podríamos enumerar una lista interminable sobre las formas que toma el miedo a la vida, porque todo esto no es sino un miedo a vivir, un no saber el qué hago aquí y el porqué he nacido.

Efectivamente, los problemas económicos existen, así como existe cualquier forma que tome el miedo. Pero hay que entender que la vida no es un campo de batalla, que quizá lo fuera en algún momento de nuestro pasado pero que ya hemos comprendido que no lo es.
Afuera puede haber una guerra pero yo me mantengo firme, en tierra de nadie.
A nosotros no nos corresponde resolver un problema económico que viene dado por una crisis mundial, por ejemplo.

A nosotros lo que nos corresponde es vivir en una línea energética por encima de eso. Ayudamos así más al mundo que vistiéndonos con el uniforme de lucha.

Esto se puede hacer y mucha gente lo practica sin saber que lo está haciendo.

¿Conoces personas a las que parece que nunca les tocará la crisis?

¿Conoces personas a las que nunca les pasa nada?

¿Conoces personas que no se aterran por las últimas noticias sobre virus, toxicidad en el ambiente, etc. y que siguen viviendo y comiendo como si nada fuera con ellas?

Estas personas existen y ellas saben que realmente, como flaqueen y entren en el campo de batalla, es decir, como sigan a la gente de la calle, algo las sacudirá y hará que pierdan ese equilibrio.

Por mucho que esté pasando allí fuera, no hay que prestarle atención a nada y tenemos que seguir haciendo lo que estábamos haciendo.

Si nosotros tenemos la televisión encendida en casa pero fuera hay mucho ruido, ¿a qué prestamos atención? Si nos interesa la película que estamos viendo en la televisión, haremos lo posible por seguir el hilo de la película en cuestión, por mucho ruido que haya en la calle.

¿Por qué entonces prestamos tanta atención a lo que no nos gusta? ¿Es más verdad eso que nuestra propia película? ¿Qué elegirías si supieras que puedes elegir?

La buena noticia es que se puede elegir cuando no se presta atención a la realidad.  Y tenemos miedo.

El miedo tiene sus parámetros, no es sino una emoción que viene de la desconfianza en la vida, del no entendimiento de que esto es un escenario en el que entramos y salimos cuando queramos, del desconocimiento de saber que podemos cambiar parámetros energéticos sin necesidad de lucha ni de esfuerzo.

Estamos aún compartiendo una conciencia o percepción de la realidad en la que "la herramienta exterior" es lo que nos falta para llegar a algo. De ahí la sociedad de consumo.

 No es que alguien con poder económico ni más sabio que nosotros ni los políticos nos quieran vender algo, es que nuestra conciencia está pidiendo a gritos que ALGUIEN, que no somos nosotros, nos venga a salvar. 

Nos convertimos en consumidores de las ideas de otros.

 Por esta razón, si nos dan una llave para abrir una puerta, no la vemos ni intentaremos abrirla. Es demasiado fácil y si abrimos esa puerta con la llave, tendríamos miedo de poder abrir todo con ella, por lo que la guardamos y enfocamos nuestra atención en aquellos anuncios en los que se nos dice el cómo traspasar la puerta, cómo derribarla, cómo trabajarte por dentro para no tener miedo a la puerta, y un largo etcétera.

 Quienes anuncian esto, tampoco saben que existe una llave.

 Solo saben que, dando pautas de disciplina, voluntad y esfuerzo al público, encajan bien en el momento en el que se encuentra la mente colectiva, provocando más miedo porque con eso no se consigue nada sino vivir en una realidad muy frágil, que hace aguas continuamente. Por eso seguimos siendo consumidores, por eso pasamos de una terapia a otra, intentando encontrar por fin la buena, la verdadera, ¿no?.

Esto es la conciencia de escasez, la pobre percepción de la realidad en la que vivimos actualmente y en la que hemos vivido hasta ahora.

Pero las cosas están cambiando de manera vertiginosa . El movimiento ha existido siempre pero este siempre ha sido circular y ahora hay unas fisuras bien grandes y visibles para salir del círculo, las cuales algunos no podemos obviar. Por eso hay tanta confusión, tanto sufrimiento en estos momentos, porque la fisura está llamando nuestra atención. Hasta las personas más fuertes están ahora flaqueando. La fisura del círculo se está haciendo más grande y ya no podemos hacer como si no la viéramos.

Y el caso es que la llave existe y sirve para todas las puertas.

¿Qué es la llave?

La llave es la percepción.

Si respiras profundamente, con un gran deseo de conocerlo o de percibir por encima de esta realidad aparente,  sentirás paz. Ya con esto vale la pena intentarlo.

Sobre todo, te llevará a una línea energética de vida en donde los problemas mundanos de la realidad aparente, los cuales siguen existiendo, dejan de molestarte, paso previo para lo que viene luego.

Sigues trabajando en un negocio que está dando pérdidas pero algo dentro de ti te hace vivir y sentir por encima de esto y además, ese algo te da brillo y te hace tener una energía sobrante que nunca habías tenido antes.

Esa energía está a nuestra disposición y no es sino algo que está esperando a ser usado de manera creativa. Esto no significa pintar, cantar o escribir, como muchos creen. Significa hacer uso en tu vida de aptitudes que ya traes desde que naciste, que te llevarán siempre a un paso a otra línea y no a quedarte mirando a ver qué pasa, a ver si el mundo cambia y que se acabe la crisis para poder acometer algún proyecto para ser feliz.

Esta llave no es sino una confianza en nosotros mismos y en la vida, en que tenemos derecho a la comida, a la bebida y al techo. Con estos tres derechos metidos en el alma, se conforma una base firme. Son una palanca para salir de la situación en la que nos encontramos.
Esta llave se presenta como una confianza a priori porque al principio hay que confiar, puesto que no lo entendemos.
Cuando hemos conectado con esa percepción más elevada, no hace falta confiar porque ya lo haces tuyo, ya no puedes vivir por debajo de esa línea energética.

Esa conexión o esa confianza de saber que estoy conectado te mantendrá en un estado que al principio parece un estado de gracia para luego pasar a ser un estado de percepción. Estás empezando a percibir la vida desde una planta superior del edificio con respecto a la calle, que es la vida, mientras el resto de la gente de tu alrededor más el escenario de la realidad se desarrollan aún en la calle.

Eso es lo que han visto, sentido y donde han permanecido las personas de éxito, por mucha literatura que leamos sobre esfuerzo, disciplina y lucha....

Quienes están en el camino del sufrimiento, lucha, esfuerzo, voluntad y disciplina, tendrán que desandarlo para poder confiar.

Con tanta carga, el "bien" no puede entrar en nuestra casa.

Gracias y disfrutemos de nosotros mismos.

Ruth Morales




21 comentarios:

  1. Hola Ruth,
    Como tu dices: "Nos comvertimos en consumidores de las ideas de otros"
    Le diste en el clavo! Yo siento que es màs el tiempo que estoy en el ahora, pero cuando llego a la oficina hay alguien que me dice los problemas que atraviesa el negocio, y entonces . . Compro su idea!
    Y, bueno creo yo, ahí me dejo manejar por mis creencias.

    Gracias Ruth!
    Como siempre me a aportas luz.
    Dios te Bendice!
    Leticia HF

    ResponderEliminar
  2. Hola Ruth, sabes ayer alguien me platicó, lo mismo que le platicaron a él, sobre los secuestros que se siguen dando en mi ciudad, y entonces le digo a él: esta información que me dás no me hace ningún bien, afortunadamente prefiero confiar en mi ser superior y no unirme a la sicósis que ahora vive la mayoría, pero si tu lo sigues contando a más gente, los llenarás de miedo, y ellos a su vez se lo comentan a más personas y crecerá esa energía que no queremos tenerla.
    Sé que a veces la gente comenta esa clase de situaciones pues creé que de esa manera te ayuda como prevención, pero como tu dices, hay situaciones en la que la mejor manera de ayudar, es vivir una línea energética por encima de eso.
    Un abrazo Ruth!
    Leticia FH

    ResponderEliminar
  3. Hola Leticia.

    Desde el momento en el que eres consciente de que has "tomado la idea o vivencia" de otro para traerla a tu vida, tu percepción se amplia aunque caigas en las redes de la realidad aparente, que es la realidad que "está ocurriendo". Se trata de observar ese proceso y convencerte de que eso no tiene nada que ver contigo. Es un paso previo vital, así que adelante con él.

    Has dicho algo que me resulta interesante y es el hecho de que la gente se cree que el comentar lo que supuestamente está ocurriendo, facilita la vida al otro o le previene de algún peligro.

    Si nos ocupáramos de nosotros mismos, no tendríamos ni siquiera la oportunidad de llegar a pensar que podemos ayudar a los demás con dichos comentarios. Ya los estamos ayudando desde nuestro centro, sin mediar palabra.
    Hacer llegar noticias de poco agrado para la mayoría es un acto de miedo, que no aporta nada sino más bien, ayuda a que el supuesto "mal" se extienda.
    A nadie le corresponde analizar la vida del otro, aunque parezca que está en peligro.

    Muchas gracias por tu aportación Leticia. Me ha dado lugar a extenderme sobre este tema.

    ¡Un abrazo fuerte y a disfrutar!

    Ruth

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti Ruth!
    Respecto a las creencias:
    Una amiga me invitaba a tomar el café con su grupo de amigas, las cuales están leyendo y comentando sobre la espiritualidad, (asisten a cuanto curso relacionado hay) y preferí no reunirme con ellas, pues me di cuenta que me estaba pasando lo que comentas en tu libro: "Me había convertido en una compradora compulsiva de libros que hablaban de esoterismo, de espiritualidad, pero me di cuenta de que los usaba como amuleto, como alivio, pero que no me daban lo que me faltaba".
    Y para ellas ahora esa es su realidad, y siento que no quiero una plática con ellas de esa índole.
    Te pondré un ejemplo.
    Me dice mi amiga; fíjate que Fernanda, ya se ha divorciado 3 veces, y nosotros le decimos que el problema está en ella, para repetir la misma situación, y que si no arregla primero lo que está mal en ella, "Seguro atraerá un hombre igual o peor que los que ha tenido"
    Lo puse entre comillas, pues sobre esto es mi pregunta:
    Ella se refiere a que Fernanda debe cambiar sus creencias, lo cual si lo entiendo, pero yo me pregunto; Acaso decirle que si no cambia sus creencias, volverá a atraer un hombre igual o peor, ¿NO ES TAMBIEN UNA CREENCIA?
    Gracias

    Leticia HF

    ResponderEliminar
  5. Estimada Leticia.

    ¡¡Ese es el camino, Leticia!! Gracias por tu aportación.
    Cuando "afirmas" algo, estás tomando una creencia.
    TODO ES UNA CREENCIA, hasta lo que yo estoy diciendo ahora mismo.

    Estás empezando a ver la luz por encima de tanta palabra que nos hace quedarnos donde estamos, repitiendo y compartiendo frases de otros, sin entender nada.
    SOLO HAY QUE VER ESA LUZ y esa luz es la COHERENCIA. La coherencia te dará la salida de este círculo, si es que deseas percibir la vida desde fuera de él. La "espiritualidad" y cualquier cosa te mantiene en él. Es estar en el puente, sin cruzar a la otra orilla.

    Tú, que estás leyendo mi primer libro, comprobarás que no paro de repetirlo.

    Gracias Leticia. Esto es lo que me hace ver que tengo que seguir transmitiendo...

    ¡Adelante!

    Mil gracias por tu entendimiento...

    Un abrazo.. Y disfrutemos de todo esto.

    Ruth

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ruth!!!!! vaya yo he sentido que voy en el puente y quiero llegar a la otra orilla, he tenido señales, y tu me has dado muchas!!

    Gracias por darme tanta luz!

    Abrazos con cariño!

    Leticia HF.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Leticia.

      Ya estás pasando el puente pero debes entender que hay veces que tenemos que volver a él o que nos entretenemos más tiempo del debido.
      No te apegues a esas situaciones. Entiéndelas como parte del proceso.
      Date cuenta de que el peso de la historia de esta civilización, la cual estamos sanando cuando pasamos al otro lado del puente, lo llevamos aún en nuestra información genética o como quiera que se llame. Yo diría que lo llevamos aún en nuestra alma y su memoria, su porqué, porque todo tiene un porqué.

      Así que te doy ánimo porque ese es el único camino, el que estás transitando. Te encontrarás con los tuyos, además. Los reconocerás de inmediato.

      Un abrazo fuerte

      Ruth

      Eliminar
    2. Hola Ruth.

      Si entiendo que a veces tengo retrocesos.
      La mayor parte de los días me encuentro en paz tranquila feliz, y de repente me digo, cómo puedo estar con esta sensación de tanta paz habiendo problemas en mi vida?
      entonces me doy cuenta que estoy viviendo en el ahora.

      Dices que me encontraré con los mios y los reconoceré.
      Dime pueden ser personas que ya murieron?
      hace varios meses que empecé a saber de este escritor llamado Henry David Thoreau, y no había podido conseguir ninguno de sus libros, hasta el día de hoy que fuí a la librería compré este "Walden o la Vida en los Bosques".
      Y al abrirlo en una página al azar, leí lo siguiente: Si atendemos las sugerencias débiles pero constantes de nuestra propia inspiración, las cuales no son engañosas, no veremos hasta qué extremos y a qué locura puede ella conducirnos; y sin embargo en esa dirección está nuestro camino, y por él avanzaremos según nos sintamos màs resueltos y màs fieles a nosotros mismos.La más tímida objeción certera de un hombre recto prevalecerá a la larga sobre todos los argumentos y costumbres de la humanidad.

      El nació en 1817 y por lo que escribía ejerció una gran influencia sobre grandes pensadores como Gandhi, Martin Luther King.

      Que opinas?
      Gracias!

      Leticia HF

      Eliminar
    3. Estimada Leticia.

      Cuando te he comentado que te encontrarás con los tuyos no me refería a los muertos (aunque podrían serlo) ni a la familia. Los "tuyos" son quienes te encontrarás en un nuevo camino que emprendas, el de tu ser, el mismo sendero que dicta el texto que nos has proporcionado de este autor.

      Significa que cuando damos pasos hacia lo que nos dice nuestra intuición, nuestro ser, por muy "loco" que parezca, es cuando las piezas de este rompecabezas empiezan a tener sentido y las personas adecuadas que te servirán de guía y a quienes tú servirás también de guía aparecerán en tu vida. No tienes que buscar nada. Todo aparece por sí solo cuando eres coherente: cuando haces caso a tu intuición e inspiración.

      Esto es lo que dice este señor en este primer párrafo que has copiado de su libro. ¡Así es!

      Me gusta mucho la frase última de Thoreau:

      "La más tímida objeción certera de un hombre recto prevalecerá a la larga sobre todos los argumentos y costumbres de la humanidad".

      Eso es el propósito y la coherencia lo cual está por encima de cualquier tradición e historia.

      Eso es lo que hace cambiar el mundo porque deja huellas en él, aunque sea de manera indirecta, pues todo produce una respuesta "indirecta" en el mundo. Tú misma lo has dicho al final de tu comentario: él influyó en personas claves como Gandhi y Martin Luther King.
      Él ni fue Gandhi ni Martin Luther King. Él fue Henry David Thoreau e hizo lo que tenía que hacer. Todo pertenece al mismo engranaje.

      Un abrazo fuerte y disfruta.

      Ruth

      Eliminar
  7. Hola Ruth!!! me ha parecido muy interesante vuestros comentarios.

    Entonces, pasa lo mismo con la medicina alternativa. Escuché en tu seminario "El peligro de seguir siendo inconsciente", que hay personas que están en el puente y se está creando una subred (creo recordar).

    Si lo entiendo bien podemos decir que estas personas escriben libros, hacen seminarios y también cursos todo muy interesante....pero en el fondo el público lo consumimos por nuestra conciencia de escasez y digamos que lo realmente importante es pasar al otro lado, osea, conectar con nuestro Ser superior, la fuente, así pasamos a la conciencia de abundancia y con este aumento de percepción por supuesto muchas enfermedades no serán necesarias y/o creadas.

    Y a la gente le llega igualmente el mensaje por el aumento de conciencia colectiva,aunque creo que algunas de estas personas hacen una gran labor en este momento, llevando el mensaje de que la enfermedad es una creencia y la solución biológica que ha encontrado nuestro inconsciente para la solución de un conflicto...
    no se, supongo que si ya estubiese en el otro lado lo tendría todo más claro,jejeje...

    Muchas gracias,

    Susana.

    ResponderEliminar
  8. Estimada Susana.

    Contestar a comentarios de quienes aquí escriben, entre ellos tú y esta última aportación tuya, no es sino una confirmación de lo que vengo percibiendo hace tiempo. Pero en aquel entonces sentía que no era el momento de decirlo o quizá, sí lo hubiese sido pero lo que está claro es que no era el mío de transmitirlo.

    Realmente, no me atreví a hacerlo porque siempre "supe" que no se me entendería. Ahora no me importa que se entienda o no. Ahora entendí que yo tengo que decirlo y que no importa si se entiende o no.

    Sobre ese seminario del puente habría mucho que hablar. Fíjate que hablo de que aquellos que ya han "entendido", hacen o deben hacer incursiones al puente (de hecho, lo hacen) y ese acto, "libera" a los demás, aunque los demás ni sepan de qué estamos hablando.

    Lo que no vale es todo lo demás. Todas esas personas que imparten cursos, terapias "alternativas", nuevos conocimientos, etc lo que están transmitiendo es lo que tienen en este momento presente (esto es un hecho claro) y en este momento es necesario que transmitan lo que saben, como bien apuntas.

    Al hilo de esto, yo ya entendí que ahora podemos "liberarnos" y "entender" todo porque estamos en el momento propicio de nuestra civilización para hacerlo pero, siguiendo estas pautas alternativas y creyendo en ellas como salvadoras de nuestra situación, se está conformando una nueva forma de vida, tan válida como fue la vida que se vivió durante el paso de la Alta Edad Media a la Baja Edad Media, por ejemplo, porque todo paso es un proceso, el cual puede durar años y siglos.

    Ahora nos creemos que por consumir "productos y/o servicios alternativos" estamos sanando y en eso radica el problema.

    Lo "alternativo" no tiene que ser sino un paso, para eso está el puente que no es un lugar donde vivir sino por donde pasar.

    El otro día alguien colgó en el Facebook el seminario de una persona conocida, bastante famosa, quien hablaba de la alimentación tóxica, de que esta era la causa de las enfermedades. Estoy segura de que ese seminario fue multitudinario porque la mente colectiva "necesita" oír eso.

    Lo que el conferenciante no sabe es que la alimentación tóxica no produce la enfermedad sino que la produce nuestra creencia en que existe una alimentación tóxica. De esta creencia, salen muchas. Siempre hay una creencia madre y esa es la que no vemos nunca.
    Nos quedamos siempre en medio porque, quienes tienen que verlo, dígase, estas personas que tienen el poder de la comunicación, NO LO SABEN. Si hay algo de lo que estoy segura es de que, si estas personas lo supieran, no podrían decirlo. Sencillamente, han conectado con otra cosa y no pueden transmitir algo que no está en sincronía con lo que ya "saben".
    Es tan sencillo como entender esto.

    La pregunta es:

    ¿Qué es la toxicidad?

    ¿Me estoy explicando Susana? Si te haces esa pregunta y esperas respuesta de un experto en el tema, ya has entrado en la rueda. Y el tema del futuro será "la toxicidad"... Y la veremos en todos los campos, en miles de documentales, seminarios, publicaciones del facebook que atraen miles de "me gusta". Evitaremos la toxicidad y pagaremos por no respirarla.. Y etcétera, etcétera.

    Lo juro. Es tan evidente que no podemos verlo,como la ceguera que sufrimos cuando los rayos del sol del mediodía nos dan directo en los ojos...

    Estás teniendo muchos clics Susana y todos te están llevando al mismo sitio, al único adonde tienes que llegar.

    Me alegro de que nos hayamos cruzado en el camino. No podía ser de otra manera.

    Un abrazo, disfruta del proceso y te doy muchas gracias por estar donde estás.

    Ruth

    ResponderEliminar
  9. Genial Ruth, tenía muchas ganas de comentarte esto, y no estaba segura de como planteartelo, así me salió el otro día y sabía que ibas a entender perfectamente mi duda.

    Muchísimas gracias!!! un placer haberte conocido.

    Susana.

    ResponderEliminar
  10. Ok Ruth, así lo había entendido, pero también me sugió la pregunta de las personas muertas, como el caso de Thoreau, que antes de saber que fué una persona contemplativa, ya tenía mucho interés de conocer sus escritos.

    Gracias Ruth, como siempre es muy grato leerte!

    Bendiciones!

    Leticia HF

    ResponderEliminar
  11. Gracias a ti Leticia.

    La comunicación entre los vivos y los muertos está sucediendo siempre. Lo que pasa es que ya tenemos un concepto preestablecido sobre este tema y lo entendemos desde ahí, es decir, desde nuestro creencia terrenal de que la muerte es posterior a la vida. En la Tierra eso es cierto pero no lo es en ningún otro lado.

    El concepto "espacio-tiempo" existe en nuestra dimensión, aquí en la Tierra, porque es necesario para nuestro cometido aquí, pero fuera de ella, ese concepto no existe, con lo que los muertos no están muertos y los vivos no están vivos. Sencillamente, somos algo.

    Es una cuestión de enfoque de conciencia. Eso significa que ahora mismo estamos también en esa dimensión, comunicándonos con quienes ya han muerto en este momento histórico, dentro del concepto "espacio-tiempo" así como con quienes no han nacido aún..

    De eso hablo en mi primer cuaderno:

    ¿Qué crees que te encontrarás tras la muerte?

    Entender y "saber" de cierta manera que eso es cierto, es la llave para muchas cosas. No hace falta nada, sino entender lo que es la conciencia.

    Para mí fue un empuje tremendo y una liberación el hecho de comprender más allá de las palabras.

    Gracias otra vez Leticia por tu confianza.

    Un abrazo

    Ruth

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ruth,
      Leyendo a Laura, lo que opina sobre la alimentación, me surge esta pregunta:
      La verdad que me duele hasta el alma la crueldad con que tratan a los animales, que están en cautiverio en la industria cárnica, por lo cual he decidido cambiar mi dieta, poco a poco la estoy haciendo vegetariana.
      Pienso así contribuir a no ser parte de ese maltrato.
      también he dejado de compartir los videos dónde se hace las denuncias de la crueldad hacia los animales, siguiendo tus enseñanzas a no hacer crecer esa energía, pero siendo sincera contigo, a veces me siento taaaan impotente a no poder defender a esos seres divinos . . . y por eso me es muy importante me dés tu consejo por favor! Gracias de antemano por tus atenciones :)

      Te envío un cálido abrazo.

      Leticia HF.

      Eliminar
    2. Estimada Leticia.

      Todo lo que apuntas es bien cierto y además, es algo que preocupa a mucha gente.

      En cambio, yo sigo pensando y entendiendo que todo es lo mismo y que, a partir de ya, lo mejor que podemos hacer por el mundo es hacer lo que estamos haciendo como individuos de la mejor manera posible.

      El cambio viene dado por una conciencia de que existes y de que tienes el poder y no viene dado por sufrir por el maltrato a los animales y por dejar de comer carne y sus derivados.

      Sé que lo que digo rompe con lo que es "políticamente correcto" pero es que lo "políticamente correcto" es otra mentira y por lo tanto, es otra incoherencia nuestra, del ser humano.

      Tienes que ocuparte de ti y no pensar en los animales que sufren. Quienes están detrás de la industria cárnica y hagan sufrir a los animales para que el resto de la población se los coma, tendrán que ser conscientes en su momento, cuando les toque, ayudados por la conciencia de quienes han entendido que cada uno tiene que conectarse con su centro y no con nada más.

      Si no tienes nada que ver con la industria cárnica, estás perdiendo el tiempo y la energía en ocuparte de eso, pues mañana es posible que se prohíba la matanza de los animales para uso alimenticio pero vendrá otro tema que te hará sentir mal por injusto y cruel. Es todo al revés, una vez lo digo. Y siempre estamos dando vueltas porque no llegamos a entender esto.

      Mi consejo hacia ti es que ahora no es el momento de defender nada y que a ti no te corresponde hacerlo, al igual que a nadie. Lo que nos corresponde es actuar dentro de nuestro marco de acción de la manera más pura y coherente posibles. Eso creará un halo de bienestar a los de tu alrededor y ayudarás a los de tu entorno a que hagan lo mismo y eso se va multiplicando, hasta llegar a los más "inconscientes", si es que dentro de la inconsciencia hay una medición.

      Recuerda también que el vegetal también está vivo y tiene su conciencia, lo que pasa es que la conciencia colectiva humana aún no ha llegado aquí. No entiende que una lechuga está tan viva como el animal que no quiere comerse por ayudar a erradicar una práctica tan poco humana.

      No hace falta hacer cursos ni que pase el tiempo para entender esto. Lo único que hace falta es estar en el momento presente, haciendo todo lo mejor posible siempre y sin faltarnos el respeto a nosotros mismos.

      Gracias Leticia por tus comentarios, que siempre dan lugar a hablar de otra cosa.
      Espero haberte ayudado.

      Un abrazo

      Ruth

      Eliminar
    3. Buenas tardes Ruth.

      Tienes mucha razón, y haces que me dé cuenta de mis estadíos en el puente.
      Estaré en el presente y que mi energía sea de bienestar para los demás y llegue a los que aún están inconscientes.
      Tan solo de pensar en eso, es maravilloso!

      Gracias Ruth, de verdad que me has dado bienestar con tu respuesta.

      Bendiciones!

      Leticia HF.

      Eliminar
  12. Ok Ruth!!! repasando el cuaderno y tus respuestas esto me ha resonado y es de gran ayuda para comprender y llevar luz a las creencias que forman nuestra realidad:

    "No se nos ocurre pensar que detrás del aire que respiro, hay una creencia que lo sostiene". En la historia humana ha ocurrido y se ha visto lo que hemos creído previamente,aunque fuera de una manera inconsciente.

    Muchas gracias.

    susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bff! Susana.

      Esa frase que has copiado del cuaderno lo resume todo, ¿verdad?
      En cambio, se escribirán libros y libros y se impartirán miles de conferencias para poder transmitir algo que tenemos delante de los ojos y que se expresa de manera tan sencilla.

      De hecho, el ser humano como civilización tiene que empezar a desandar el camino que ha andado pero somos aún muy soberbios como para ni siquiera mirar de reojo a ver si esto es cierto.

      Mil gracias Susana, mil gracias por esto.

      Un abrazo

      Ruth

      Eliminar
  13. Hola Ruth
    Interesantes reflexiones las que expresas en tus dos blogs.
    En primer lugar creo que todos estamos condicionados ya desde pequeños, con la educación, primero de nuestros padres para seguir con la educación en la escuela, con esto no estoy culpando a nadie, tan solo decir que con la educación se nos inculcan los miedos, el no salirte del camino que te marcan, y asi te van moldeando a fin de que seas uno mas entre la masa cuando eres mayor. Lo mas difícil de todo es hacerte caso a ti mismo, respetarte y salirte de la manada.
    Por lo que respecta a la alimentación, soy de la opinión que come lo que te venga bien, te sienta bien, si por alguna razón un alimento no te apetece comerlo no lo comas, para algo tu cuerpo y tu intuición te està diciendo que no, esto lo he experimentado yo misma. Y quien te dice lo de la alimentación, te lo digo para toda actividad que uno/a pueda hacer durante su vida, lo que me vale a mi no tiene que valer a los demas y viceversa, esto es respetarse uno mismo y respetar a los demàs.
    Tan fàcil y tan difícil, pero esto no nos lo han mostrado.
    Saludos
    Laura

    ResponderEliminar
  14. Estimada Laura.

    Muchas gracias por este comentario y por lo que nos aporta.

    Realmente en lo que dices radica la verdad y de hecho, es tan sencillo, que no se ve.

    Tenemos que escuchar al cuerpo, escuchar los sentidos y no lo hacemos porque escuchamos a las creencias, las cuales, no vienen de nuestros padres, sino de nuestra civilización, lo cual quiere decir que están casi impresas como información en el ADN de cada uno de nosotros.

    De hecho, ya ni sabemos distinguir el hambre de las ganas de comer.

    Sobre esto hablo en mi página web Una Nueva Realidad en el apartado Incoherencias y en este artículo http://www.unanuevarealidad.com/respira/incoherencias/56-hay-que-comer-de-todo-el-negocio-perfecto.html

    Hay que comer y hacer lo que nos diga el cuerpo. Lo que pasa es que no conocemos nuestro cuerpo ni nuestra mente y hacemos y comemos lo que nos dicen OTROS que es bueno para nuestra salud, como si nuestro cuerpo y nuestra mente no supieran para qué han venido a este mundo ni lo que tienen que hacer.

    Estamos encarcelados por unas creencias que no tienen forma material, que no existen. Curiosísimo.

    Mil gracias Laura

    Un saludo y sigamos disfrutando

    Ruth

    ResponderEliminar