martes, marzo 26, 2013

Cuidar el planeta

   Cuando tomamos conciencia de que todo lo que en esta vida conocemos y lo que no conocemos está conectado, es cuando deberíamos empezar a verlo todo con otros ojos.  Si antes desconocíamos que todo es lo mismo, que todo ha sido parido por la misma forma, entonces veíamos la vida desde otra perspectiva, desde la separación.
Desde el momento en el que ya sentimos que todo es lo mismo, que todo sigue el mismo patrón, desde lo más pequeño hasta lo más grande, desde lo más oculto hasta lo aparentemente más visible, entonces es cuando deberíamos ver el mundo desde otra perspectiva.
 
Aquí es cuando las incoherencias vienen a escena. Recordemos que la coherencia es la herramienta que te hace percibir la realidad con mayor amplitud, a lo que te invita Cambio de Realidad.

 Por un lado, admitimos que todo es lo mismo y por el otro, seguimos haciendo lo mismo como si nunca lo hubiésemos sabido

Entonces empezamos a sentirnos mal, algo no cuadra, lo que leemos no podemos llevarlo a la práctica, nos enfrentamos a nuestros miedos más ridículos mientras hablamos como sabios y nos mostramos fuertes ante el mundo. 

Nos sentimos a gusto cuando leemos algo que nos resuena en nuestro interior pero luego, alzamos la vista y, como no la hemos cambiado, seguimos viendo separación y la vida de manera incoherente.

Es cuando comienza la necesidad de acudir a otros a que lean la realidad por nosotros. No está mal. Todos necesitamos ayuda y todos la damos, aunque no lo sepamos, desde donde estamos y desde donde somos. Todos somos servidores y a todos nos sirven. De hecho, siempre hemos visto la realidad desde la interpretación que nos dan otros.

El caso es que esa situación debe ser un paso y no un camino.

Y, como si surgiera de la nada, veo un cartel en la calle, que dice: Protejamos el planeta. Y el resto, prefiero omitirlo.

Como si el planeta no supiera lo que tiene que hacer

¡Qué soberbios somos los seres humanos, siempre creyéndonos estar por encima de todo!

Esa es la soberbia de la que hablo en el libro del que soy protagonista, "Cambio de Realidad, Cómo se manifestó mi propósito" disfrazada de humildad, a la que llamo falsa humildad y que ha dado lugar a tantas preguntas y dudas.

Si ya "sabes" o has "entendido"  que todo es lo mismo, cuídate a ti mismo y deja al planeta en paz, que no te ha pedido nada sino que no sabe cómo decirte ya que te mires al espejo tú mismo para que él pueda ser él mismo también.

Gracias y disfrutemos.

Ruth M.


2 comentarios:

  1. Excelente Rebeca.

    Te doy la enhorabuena por este post en particular y por el blog en general.

    Como siempre, clara, directa y hablando de cosas reales sin rodeos. Cosas de la vida cotidiana de las que nadie habla y al fin y al cabo son nuestro día a día.
    Este blog es un complemento perfecto para el libro y va a ayudar a mucha gente tanto o más como hiciste conmigo.

    Besos y sigue disfrutando y haciéndonos disfrutar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Javi. Efectivamente, este blog ha sido creado para complementar y explicar muchas cosas de las que habla el libro. Ya sé que lo valoras.

    Lo esencial es que disfrutemos todos.
    Un beso

    Rebeca

    ResponderEliminar