Últimas entradas

miércoles, marzo 15, 2017

¿Qué es Práctica de "El Secreto a Voces"?

Con el fin de que las imágenes bajo este tema no se vayan perdiendo por las redes, recojo en esta publicación, todas aquellas que tienen que ver con las sesiones de Práctica de "El Secreto a Voces", las cuales han empezado este mes de marzo, de manera online y que se extenderán hasta el mes de mayo.

"El Secreto a Voces" es mi último libro y se me antoja como un libro revelador, limpio, puro, lógico y sobre todo, liberador

martes, febrero 21, 2017

Todo es azar




Hay muchas palabras que definen esta vida, el día a día, lo que vemos y lo que no vemos, aquello a lo que nos sentimos unidos y aquello a lo que no nos sentimos unidos, eslóganes y tópicos que NO cuestionamos porque ni siquiera sabemos que podemos hacerlo.

lunes, febrero 13, 2017

El secreto desvelado. Lee atentamente.

Siempre me sorprendió ver cómo había personas que "preferían no saber nada acerca de la infidelidad de sus parejas".

viernes, enero 20, 2017

La alegría de vivir

Hoy es 20 de enero y hoy les dedico a cada uno de ustedes este último artículo de esta serie llamada"20 días de enero".

jueves, enero 19, 2017

¿Y si..?

¿Y si ahora fueses otra persona diferente, con otras circunstancias, justo esas que has querido siempre tener?

miércoles, enero 18, 2017

¿Cómo hablas a esta realidad?

El tema del lenguaje de esta realidad es tan potente y tan placentero que escribiría sin parar sobre él.

martes, enero 17, 2017

¿Qué problema?

 Los tres amigos se encontraron después de dos meses sin haber tenido contacto entre ellos

M. y F. sabían la situación por la que estaba pasando G. desde hacía no poco tiempo.

Tras haber dejado la empresa familiar, la de su padre, para la que había estado trabajando desde que acabó su carrera universitaria, G. había montado la suya propia hacía 4 años. Sin embargo, la empresa no dio los frutos deseados, por lo que G. se vio obligado a cerrarla, ya que sería embargado en breve.

Al mismo tiempo, G. se había separado de su mujer hacía tan solo 6 meses y las negociaciones entre ambos iban cada vez peor. La enfermedad de su hijo menor, incurable según los últimos diagnósticos médicos, agravaba la situación.

F. es abogado y durante el rato que estuvieron juntos, trató de aconsejar a G. dándole información valiosa para su momento presente, además de indicarle pautas que pudieran ayudarlo para afrontar su inminente crisis económica. F. tenía experiencia en estos casos.

G. lo escuchaba atentamente y de hecho, tomó alguna nota mientras su amigo le hablaba.

Ni M. ni F. quisieron tocar el tema de su separación, de la mala relación con su mujer y cuanto menos, de la enfermedad de su hijo.

Por esa razón y sin rodeos, M. no dudó en compartir con sus amigos una experiencia recién vivida, pensando que de esa manera podía contribuir a ayudar a G.

"El otro día fui a una conferencia de un tipo muy interesante. Viene de EEUU, donde se ha formado y ha traído de allí un sistema, llamémoslo así, para afrontar las situaciones difíciles. Salí de la conferencia lleno de euforia. Compré su libro".

G. escuchaba atentamente a su amigo.

Este prosiguió:

"Lo tengo en el coche. Te lo dejo porque es fantástico y te puede venir muy bien. Verás cómo superas estos momentos de tantos problemas. Todo pasa."

"¿Qué problemas?". Contestó G. mientras invitaba a sus amigos a tomar otra cerveza.

Y continuaron hablando de cualquier otra cosa.


Hay una comunicación más pura, la del instinto. Es una relación entre tú mismo y la realidad. Desde dicha comunicación, ves y vives situaciones o escenarios varios, diferentes, fértiles y únicos, donde los demás ven solamente problemas.


Gracias siempre por tu disfrute.

Ruth Morales


NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.


lunes, enero 16, 2017

La realidad nos está hablando

Creo que en otras ocasiones he hecho mención a un título parecido a este: "la realidad nos habla continuamente", quizá hace algunos años hablé sobre esto.

Como estos artículos tienen que ver con la COMUNICACIÓN y yo la dirijo desde Cambio de Realidad como una relación entre uno mismo y el entorno, la realidad, hoy quiero hablar sobre las oportunidades que debemos extraer de cada situación.

Si esta realidad es como una obra de teatro y si nosotros somos personajes en ella, cualquier cosa que ocurra no deja de ser un guion por medio del cual la realidad se comunica con nosotros.

En verdad, somos nosotros quienes devolvemos la interpretación de la realidad a la realidad misma. Eso es la comunicación, eso es la vida.

Por lo tanto, trataremos de ver cualquier guion como una oportunidad para disfrutar de la vida.

Incluso en los guiones más amargos, hay algo de dulzura que podemos extraer de ellos, aunque tenga que pasar un tiempo para darnos cuenta. Pero eso es una lectura que cada uno debe apreciar en su momento y a su manera.

No se trata de preguntarse nada, se trata de aprovechar cualquier ocasión para comunicarnos: para estar solos, para estar acompañados, para no hacer nada, para hacer mucho, para dejar ese proyecto que nos ilusionaba pero que no nos salía, para comenzar otro, para conocer gente, para dejar de ver a gente, etc.

Cuando te posicionas por encima de la realidad (o algo más arriba de donde estamos normalmente), te das cuenta de que AQUÍ no se aprende nada (ahí está la trampa) sino que AQUÍ se disfruta de todo.

Si cada uno de nosotros llevara esta premisa consigo mismo, no habría violencia ni injusticia ni nada que nos provoque malestar.

Pero en esta realidad esto es imposible, ya que se montó desde ese escenario: el del bien y el mal, y por tanto, decir que no venimos a aprender, es como insultar a tu Dios.

Cuando te des cuenta de esto, de que no hay nada que aprender, te habrás liberado de muchas cadenas que pesan y que has heredado, pues viniste de esa herencia.

No hay nada por lo que luchar; si por este camino te va mal, toma otro. No existen las medias naranjas, no existe el proyecto ideal cuya esencia está en ti. No. Existen miles de ideas y de proyectos cuya esencia está en cada uno de nosotros.

Todos somos medias naranjas o partes de una gran naranja. No carguemos con propósitos de otros o de lo que los otros creen que es su propósito.

En realidad y en resumen, si ves la vida como una COMUNICACIÓN continua, te haces dueño de ti mismo, de la realidad misma y ella te responde enseguida y con lealtad porque eso es lo que ella quiere que le devuelvas, disfrute,  porque ella también disfruta de verte gozar.

La realidad es un espejo de ella misma. No son los pensamientos los que crean la realidad. La realidad misma es el pensamiento mismo y nosotros somos ese pensamiento desplegándose en millones de personajes que vienen y van, que entran y salen bajo distintos camuflajes, buscando porqués y propósitos y creyendo ser dueños de sus pensamientos.

El pensamiento es un UNO y es el DISFRUTE.

La clave está en comunicarnos desde el disfrute del instinto y no desde la experiencia heredada y entonces, la realidad nos hablará desde su primer diseño, desde lo más sensato y honesto, desde el placer de una primera vez.

Gracias y seguimos disfrutando.

Ruth Morales



NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.

domingo, enero 15, 2017

¿Está cambiando el mundo?

El mundo está cambiando ¿Qué es el mundo? ¿Son otros que vienen a decirnos lo que hay que hacer? ¿ O somos nosotros mismos quienes estamos cambiando el mundo?
De ello hablo en la serie de emisiones "Mutación de conceptos", por si estás interesado en escucharlas.
Hasta hoy he estado hablando. en esta serie de publicaciones llamada "20 días de enero", de la comunicación, aunque esta venga escondida, oculta en cada artículo.

Pero, en esta realidad nos estamos comunicando mediante nuestras emociones, comportamientos, gustos, lo que nos dicen otros, sobre todo. O nos comunicamos tal vez sin saber que lo estamos haciendo.

Una enfermedad, como he dicho en distintos sitios y en varias ocasiones, no es sino una comunicación con la realidad misma. No hace falta que venga un médico a hablarnos sobre lo que es una enfermedad. Cualquier medicina te la describe y por tanto, no la está viendo por encima de ella misma y provoca más enfermedad, por supuesto.

Si yo necesito descansar, viene un virus y agarro la gripe, por ejemplo.

¿Fue el virus el causante de la gripe? Nunca. Él solo representa la causa real que necesitamos aquí y ahora para determinar lo que es una gripe y el porqué la experimentamos. En fin, esto daría lugar a un libro entero aunque es demasiado obvio, cercano y simple como para verlo y comprenderlo. En cambio, si un médico lo dice, prestamos atención, como si estuviera destapando un misterio aunque, un minuto más tarde, desviemos la atención a cualquier otra simpleza del día a día.

Hasta querer comprender más allá de esta realidad es una ACTITUD que presentan pocas personas. 

El resto se encarga de atiborrarse de información, de encontrar un sentido en la vida cuando todo es una ACTITUD (emoción de merecimiento, voluntad hacia algo) que hace que seas incluso, más brillante.

Seguiremos hablando sobre ello y si quieres adelantar algo, ve a "Percepción Cambio de Realidad"

Y te quiero invitar a que vuelvas a oír el audio que te indico más abajo, porque de eso tratará todo lo que seguiré diciendo. Pincha en el título para poder volver a oírlo o para oírlo por primera vez, si no lo has hecho antes. Esta audio fue grabado hace casi un año y hoy tiene su sentido, como todo.

"La actitud es el no esfuerzo."

Si tienes una actitud hacia algo, no te esfuerzas para conseguirlo o para serlo. La actitud es la que mueve el mundo.

Sí, el mundo está cambiando y somos nosotros los protagonistas de este cambio. Por eso, se necesitan nuevas respuestas que, si bien no son altamente necesarias para sobrevivir, sí que harán que nuestra vida vaya acorde a esta nueva emisora, cambio, mutación o como quieras llamarlo.

¿Es el mundo el que cambia o somos nosotros quienes hacemos que todo cambie? O tal vez, ¿somos la misma cosa?

Gracias siempre y sigamos disfrutando.

Ruth Morales.


NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.

sábado, enero 14, 2017

¿De qué teta estamos hablando?

En el libro El Secreto a Voces hablo que el mundo no está movido por la inteligencia humana, como hemos creído hasta ahora, sino que siempre ha sido movido por la simpleza humana.

Somos seres simples, fragmentos de un fragmento que se cree totalidad y que por ello, dicho fragmento total que se cree consciente, busca asentarse como totalidad y nosotros, simples trozos de esos fragmentos queriendo ser un UNO, intentamos encontrar un propósito, motivo ideal para una película taquillera que genere millones de dólares. Sin embargo, los generaría en otro planeta porque en este mismo, la Tierra, esta película no sería entendida por nadie aunque todos hablaran de ella como si la hubiesen comprendido.

Voy a hablar de nuestra propia simpleza, de boca de gente culta, gente bien posicionada a nivel político, cultural y social, que yo misma presencio y que vivo. No me lo invento, no tengo que pensar: lo tengo en bandeja, sin pedirlo.

 Gracias por ello.

Gente de mediana edad con la que estoy cenando. Hablan de la ciencia, de la salud, de los jóvenes de ahora, de la situación mundial...

Y dicen:

Los chicos de ahora están súper protegidos. No saben hacer nada. Y yo me pregunto: ¿quién los protege? ¿El mundo? No. Quienes hacen ese acto son sus padres, los mismos que se quejan de que estos chicos estén súper protegidos.
Y luego, viene la otra pregunta. ¿Y qué tienen que saber? ¿Tienen que saber planchar, lavar, buscar un trabajo? ¿Para qué tienen que saber eso si nunca lo van a hacer? Ya no se lleva el código de la ropa planchada y si no, miren a su alrededor. Y precisamente esos chicos NUNCA tendrán que buscar un trabajo. Entonces, ¿de qué hablan estos seres humanos tan bien comunicados? Eso sí, queda muy bien hablar de estos temas.

Esta misma gente reconoce, durante la cena, que la medicina y nutrición (CIENCIA) cambia de parecer en cada momento. (El médico no tiene porqué entender de nutrición y esta fue inventada para paliar una necesidad/consumo). 
Antes, el aceite de oliva, el pescado azul, el vino tinto, etc, eran MALOS para la salud y HOY te los recomiendan por doquier para que mantengas tu salud a un nivel que ni DIOS sabe qué nivel es pues mañana será otro. Y al día siguiente de esta cena, te envían un vídeo por WhatsApp en donde un médico te da pautas de qué tienes que hacer para conservarte sano. Yo me quedo pasmada pues aún tengo esa capacidad de asombro. Repito, sigo hablando de gente supuestamente inteligente, culta y con poder social, cultural y político.

Los niños tienen que crecer comiendo esto y lo aquello. Hay que llevarlos al pediatra cada cierto tiempo. Si tienes la suerte de encontrarte con un médico pediatra que comienza a percibir te dirá: "¡Haga usted lo que crea con su hijo y déle de comer lo que crea conveniente!" .

Pero eso no es lo común: aquel que estudia para Medicina no tiene el camino fácil para percibir esta realidad por encima de ella pues la está comprendiendo desde los cánones/creencias de la Medicina (lógica pura), con lo que te dirá lo que está de moda hacer con los niños hoy. Mañana será otra cosa.

  • Te dirá que le des leche materna (de la teta, si puede ser la de su madre, aunque a su marido es posible que comience a subirle la leche dada la sensibilidad maternal que comienza a verse en ciertos varones modernos, los del nuevo paradigma). Y esa leche valdrá también, en un futuro próximo.
  • Si su bebé llora, déjelo que llore, ni lo toque para que no se acostumbre a los brazos. Y entonces, yo me pregunto: ¿cuándo vas a abrazar y estrechar a tu hijo en brazos? ¿Cuando tenga 40 años? Posiblemente sí, pues hoy viven con sus padres con esa edad pero posiblemente no acepten ese abrazo, a pesar de vivir, comer, dormir y adolecer bajo el techo de sus padres. Son los nuevos valores. O quizá lo abraces a los pies de su tumba, ya que se fue antes que tú. ¡Qué se le va a hacer! Y luego diremos que la vida es dura.

Salga a caminar una hora al día y si corre, mejor. Entonces, vienen las empresas de zapatillas deportivas a vendernos zapatillas cómodas para que corramos. Y los especialistas en Traumatología están hasta arriba de trabajo por la cantidad de roturas, luxaciones, esguinces y demás cuestiones derivadas de esta premisa. ¿Quieres más simpleza aún?

Si no caminas a tal velocidad y tantos kilómetros, no vale. ¡Qué pena! Es que no puedo más. ¡Mañana intentaré correr más! No me importa morirme antes, es que no puedo correr más.

No tome sal en sus comidas, beba mucha agua y cuidado con lo que come. La vida es un peligro. ¿Para qué vamos al cine a ver películas de terror si ya lo tenemos en casa? ¡Con lo bien que se debe estar acostado, envuelto en un edredón de pluma de oca o sintético! ¡Y qué placer debe ser morirse así, acurrucado sin haber corrido ni haber tomado la leche de la teta de la madre!

Haga el amor dos veces a la semana. Se mantendrá sano. ¿Y una masturbación no computa igual? Si la masturbación o el amor propio no valen, estamos todos enfermos... ¡Madre mía! Y yo me pregunto: ¿no será mejor masturbarse a gusto que acostarse con cualquiera para mantenerse sano? 

Póngase brackets.. La muerte empieza por la boca y acaba en el culo. Ah, entonces voy corriendo al odontólogo para vivir más y para que la muerte no me llegue al culo. Y por favor, como mi mascota es como mi hijo, póngale brackets también a él o a ella, si es hembra, para que viva más tiempo. A esta nueva tendencia se la llama "Medicina holística" (de arriba abajo y de dentro afuera, todo es lo mismo). Ya comienza a haber CLÍNICAS HOLÍSTICAS que no solo te preguntan qué tal vas al baño sino que te dirán dónde tienes la energía bloqueada: si tienes dolor de garganta es que no te comunicas. ¿Es que alguien se comunica bien en esta sociedad? ¿Cuántas veces hay que ir al baño? Es decir, de la boca al culo y del culo a la boca. ¡Prepárate!

No sea usted mediocre y siga este curso de seis semanas que le sacará de la mediocridad y lo llevará a la mejor versión de sí mismo. Y estos cursos/talleres se llenan. Yo casi prefiero quedarme con la versión mediocre, visto lo visto. ¡Mejor malo conocido que peor por conocer! ¿No?

El dinero no es lo más importante. Usted es muy importante en nuestra empresa. Sin usted, falta una pieza. Juntos somos el equipo. Y todos sumamos un UNO. Mentira. La empresa siempre la lleva UNO. Los demás son empleados/trabajadores. No nos equivoquemos. De hecho, a veces, hasta el empresario es el empleado y el que lleva la empresa es un subordinado. Hay gente inepta que tiene geniales ideas pero es inepta e inculta y se tiene que apoyar de otros para poder sobrevivir. ¡Abre los ojos!

Los niños necesitan del cariño y presencia paternos. ¿Vale cualquier hombre? 

¡Bendita simpleza!

¿De qué teta estamos hablando?

Y estas son las personas, las que piensan así, las que tienen cierto poder, que también van a votar y que opinan sobre las noticias a diario. ¿A quiénes votan estos simples?

Pues votan a otros simples como ellos, los cuales se han dado cuenta de la simpleza de sus congéneres, de sus futuros votantes o de sus futuros críticos. 

Siempre ha sido así y siempre será así. Así que no te compliques la vida.

Disfrútala, sin más y si te puedes reír, mejor.

Gracias siempre.

Ruth Morales


NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.

viernes, enero 13, 2017

¿Tienes problemas reales?

Vivimos algunas situaciones como problemas cuando estos no son tan reales como parecen.

La situación sí que es real. Lo que pasa es que la experimentamos como "creemos inconscientemente que tenemos que experimentarla" y no como lo que es: una situación más, real, aparente si me sitúo por encima de ella.

Vivir ciertas situaciones como si de un problema se tratase, es algo "aprendido".

No sufrimos por instinto: sufrimos porque estamos programados para ello, para reaccionar así ante ciertas cuestiones.

Para explicarme mejor, esta publicación y como continuación de las anteriores, he decidido grabar un audio, cuyo enlace te adjunto a continuación.




Gracias por tu comprensión.

Disfruta siempre.

Ruth Morales.


NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.

Respuestas desde la experiencia.

 En el artículo publicado con el nombre de ¿Sigues tú la tradición del bien?  y a modo de resumen, explico que la vida es mucho más sencilla y placentera si, de manera natural, nosotros nos volviéramos más sencillos, lo que significa, más inteligentes, menos programados a la experiencia (a lo vivido, a lo heredado en forma de valores, tradiciones: historia, a fin de cuentas) y más conectados al instinto, al placer inherente que este nos proporciona.

 En esta realidad y sobre todo hoy, no actuamos desde el placer sino desde la experiencia, por mucho que esta nos traiga dolor. Y es en este punto donde quiero incidir.

Son muchos siglos de carga, de recuerdos y memoria y nos sentimos presas de algo que no nos corresponde. Por eso las terapias, las soluciones rápidas, los libros de autoayuda, la relajación, todo lo enfocado en el bienestar, es lo más popular y lo más demandado.

Como he dicho en diferentes sitios: pagamos por lo que es gratis y por un problema que no es real.

He aquí algunos ejemplos del día a día de estas respuestas que vienen de una programación y no de un instinto natural.

1. Trabajar durante el tiempo necesario dependiendo del país en el que residas para luego completar tu ciclo y poder acceder a una pensión o a algún beneficio cuando te jubiles. Con esto no quiero decir que no se deba hacer, solo estoy diciendo lo que se hace.

2. Querer disfrutar de la vida a toda costa porque acabas de leer que la vida es corta y que hay que disfrutarla o te acabas de enterar del fallecimiento de alguien. Y yo me pregunto, ¿qué importa lo larga que sea la vida? Tú vas a vivir lo que vas a vivir y cuando mueras, habrás vivido lo que hayas vivido. 

3. Querer viajar por encima de todo, como si hubiésemos nacido para conocer el mundo. A muchas personas viajar les da ansiedad y no les gusta, pero esto no se puede decir porque estamos programados para decir que viajar es bueno, sano y aconsejable. No nos damos cuenta de que tenemos mucho panorama que explorar a nuestro alrededor y por eso, nos vamos lo más lejos posible (programación).

4. Visitar museos, monumentos que no te atraen y cuyo arte no entiendes ni te interesa pero crees que eso es lo que hay que hacer y que así adquieres cultura, para luego volver a casa agotado y necesitar días de descanso para descansar de la densidad a la que te arrojaron dichas visitas. O entrar en un conflicto porque "tú has hecho lo que había que hacer", en cambio, no estuviste a gusto. Ese es el conflicto.

5. Ver la película de moda justo en el momento en el que se está estrenando. No puedes esperar un tiempo para verla o no verla nunca, porque si no, ¿de qué vas a hablar al día siguiente con tus compañeros de trabajo?

6. Hacer ritos que te dicen otros que son buenos para tu salud o belleza cuando no te sientes afín a ellos y encima te proporcionan una carga (dinero, tiempo empleado, sensación de hacer algo "no natural").

7. Esperar a que tus hijos sean mayores para ser feliz porque los ves convertidos en mujeres y hombres de provecho.

8. Tener relaciones sexuales con tu pareja para mantener la relación.

9. Dejar de hacer lo que te gusta por dedicar tiempo a tu casa (pareja e hijos). Ya lo harás más adelante.

10. Creer que hacer ciertas cosas es perder el tiempo, como el charlar con amigos, por ejemplo. (Esta manera de pensar, totalmente programada, está muy de moda ahora). El tiempo no se pierde. El tiempo es un concepto más de esta realidad y siempre está ahí pues es el espacio que nos permite vivir. Aun durmiendo, estás aprovechando el tiempo, si es que este es aprovechable.

11. Comer lo que te dicen que tienes que comer (aunque no te guste) y no lo que te apetece. ¡Cuidado! A veces nos apetece aquello a lo que estamos programados también. Eso es otra cosa.

12. No comer ciertos alimentos por convicción (creencia en que eres consciente si no lo haces, creencia en el bien y sobre todo, entorno y tradición familiar) y no porque no te gusten o te sienten mal. Esta programación es de las más difíciles de ver y por tanto, de desconectarse porque suponen un "porqué vivir".

13. Ir corriendo a visitar a alguien antes de que fallezca, cuando no te apetece hacerlo. ¿Lo hubieras hecho si no hubieses sabido que le quedaba poco tiempo de vida? Entonces, da igual.¿Para qué vas? Es como si estuviésemos programados para el "último adiós" y la reconciliación (la culpa, arrepentimiento, etc.)

14. Planear tener un hijo cuando las condiciones sean las oportunas en lugar de no tenerlo si no te apetece y tenerlo si te apetece y cuando te apetece. No nos damos cuenta de que no estamos obligados a tenerlo.

15. Ver las noticias de actualidad no por curiosidad sino porque piensas que hay que estar al día y enterados de lo que ocurre, y, unos minutos más tarde, decir que todo está manipulado y que todo es mentira, como si hubieses descubierto la clave de la vida con esa declaración.

16. Negar la verdad de cierta información porque crees que te engañan y al mismo tiempo, dar esa autoridad a otros. Es como el que dice que la industria farmacéutica es una mafia para luego ir a un herbolario a comprar productos naturales. ¿?.

17. Pensar en que hay que elegir entre "tener dinero" o "ser buena persona o una persona de bien" y entonces, inculcar esos valores a tus hijos cuando estos ven que te matas a trabajar y que no puedes pagarles la universidad, por ejemplo. Esto viene de la experiencia más fuerte y densa (programación de antaño) y es difícil que un ser humano sea capaz de diseccionar lo anteriormente dicho dado el poder de dicha programación. Eso sí, luego nos preocupamos en criticar los sueldos de los políticos (como si nosotros supiéramos lo que cobran), a los bancos, a los ricos, al sistema (como si tú mismo no fueras el sistema), dado que esta crítica tan absurda es gratis. No nos damos cuenta de que la misma crítica es una programación más que da lugar a que sigas pensando igual y a que no tengas dinero.

Y un largo etcétera.

Lo que quiero transmitir es que una programación no se quita para dejar ese hueco vacío, lo cual daría lugar a actuar y sentir desde un instinto (no experiencia, pureza y cierto) sino que se sustituye por otra programación, moderna, más adecuada a los tiempos, con tintes de bienestar y de progreso. Pero no deja de ser eso, otra programación que será sustituida en su momento.

Es la experiencia que debe recorrer el colectivo humano para que la realidad sea.

Se trata de que comencemos (el que entienda esto) a comunicarnos desde otro lado (instinto).

Ser original o ser rebelde es también una programación: la de ser original o ser rebelde. Ambos comportamientos pueden SER porque existe un patrón que NO lo es. Es lo mismo.

Frente al instinto, que es "ir hacia la menor programación o menor experiencia", donde no vas en contra de otro patrón, sino más bien, sobrepasas el punto de referencia (experiencia, programación), liberándote de dicha carga, lo cual se traduce en ligereza en la vida, placer y disfrute.

Seguiré hablando de ello.

Gracias por tu lectura.

Disfruta siempre.

Ruth Morales


NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.

miércoles, enero 11, 2017

¿Sigues tú la tradición del bien?

Los hábitos son costumbres que suelen venir de tradiciones. Estas no se cuestionan porque, para el que está conectado a ellas, ni siquiera es una tradición, sencillamente ve la vida así, tal cual dicta la tradición, sin darse cuenta de que, a pocos kilómetros de su espacio, esa tradición no tiene lugar o ni siquiera existe. Pero de eso se trata: de que no nos demos cuenta. Darse cuenta es ya PERCEPCIÓN.

¡Así de simple es el ser humano!

La tradición es también un CONCEPTO o CREENCIA, por si teníamos dudas.

Las costumbres vienen de las tradiciones y estas no son sino creencias enfocadas siempre en el BIEN.

Pocos seres humanos en un grupo (colectivo) son capaces de darse cuenta de que una tradición no es sino una costumbre o creencia sin cuestionar, que puede dar placer o no.

El resto, el 99 por ciento de la población mundial,  lo ve como la realidad misma, confundiéndola con ella. De ahí surgen los conflictos.

Sigamos con los hábitos y para hacerme explicar, voy a narrar un ejemplo del día a día. Es solo un ejemplo.

Dos amigas se encuentran después de mucho tiempo sin verse, dado el trajín del día a día, el trabajo, los hijos, parejas, compromisos. ¿Alguna razón más para no verse?

Y mantienen una conversación durante el corto tiempo en el que se toman un aperitivo. (En España tomarse un aperitivo es tomarse una bebida más algo de comer, antes de la gran comida o el almuerzo. Esto no significa que luego haya que comer aunque la mayoría no pueda ver esto de tan simple que es).

Lo sorprendente de esto es que las dos están disfrutando del reencuentro, del vino tinto que están compartiendo, de la conversación amena que mantienen, del buen tiempo (15 grados en pleno invierno y Navidad en Madrid, centro de España), de risas, de ponerse al día con respecto a los últimos acontecimientos de sus vidas para luego tener que decirse un adiós rápido, sin ganas de marcharse y con muchas ganas de seguir donde están y como están.

Pero tienen que irse porque ambas "tenían ya comida hecha para su prole" (hijos mayores de 14 años y maridos incluidos) como si no pudieran dejar pasar ese día sin sus hijos y sus parejas y como si no pudieran dejar de comer esa comida que ya habían preparado.

¡Bendita tradición incuestionable!

Podemos dejar de saludar a los vecinos, de hacer las cosas bien hacia los clientes, dejar de sonreír a amigos y/o vecinos, etc. pero no podemos tirar comida a la basura, como si ese acto aumentara el hambre en el mundo.

Tranquilo, La comida que hemos preparado se puede congelar, tirar a la basura, etc, que el mundo será mejor y más bonito si tú eres feliz tomándote ese aperitivo con tu amigo o con tu amiga, a fin de cuentas, pasando un buen rato siendo tú mismo y no por hacer cosas que no has cuestionado previamente.

El hambre y miseria en el mundo no van a variar porque tú dejes de ser feliz o porque te comas el plato entero para no tirarlo a la basura. ¡Por favor!
 Y a tu familia no le pasa nada porque no comas con ellos, sin previo aviso.

Podemos hablar y hablar de nuestros problemas a otros, enviar audios al WhatsApp mientras el pobre receptor escucha agotado tu situación actual, como si eso no consumiera energía a quién sabe quién, pero no podemos dejar de estar un día en casa para comer todos sentados, como si eso fuera la imagen perfecta de la última cena de Jesucrito y sus discípulos y fuéramos malos padres si dejamos de hacer ese acto tan rutinario.

En fin, lo que vengo a decir es que esto es un hecho real, que ocurre todos los días (me refiero a España donde comer sentada la familia es una tradición y un valor del bien)  y que estas personas son las que luego comparten en WhatsApp y en FB, poniendo "me gusta" por doquier, frases como las siguientes, imágenes patéticas, enmarcadas incluso con la foto del autor (como si este las hubiera pronunciado ante nosotros en un momento íntimo).

  • La vida es corta. Vívela con quien mereces a tu lado.
  • La vida es corta. Quítate de encima quienes no te aportan nada.
  • Vive tus sueños. Ve a por ellos.
  • Una vida plena no es una vida.
  • Disfruta cada minuto de la vida pues el tiempo se nos va de las manos. 
  • El amor está en cada cosa que haces.
  • Sé amor.
  • Sé como el agua. Fluye.
  • Simplifica tu vida.
  • Come de manera equilibrada. Equilibra el cuerpo con la mente. Haz yoga.
  • La meditación te dará la paz que buscas.
Y luego, dejas a un amigo con el que estás compartiendo buenos momentos para ir a casa porque tus hijos adolescentes están esperando a que comas con ellos porque eso es lo que dicta la tradición, la cual te dice que eres buena persona si lo haces. ¡Bendita simpleza!

La tradición es una imposición, es una creencia que ni sabes que la tienes pero que domina tu vida.

¿Por qué compartes esas frases tan patéticas con cuadro o/y imagen del autor incluido si luego no lo puedes aplicar en tu vida?

Compartes esas imágenes/frases para luego decir que el ser humano es un ser muy inteligente, espiritual, hijo de Dios, que todos somos UNO, que es un ser amoroso y que lo único que importa es el compartir ese amor con los demás. ¡Curioso!

Precisamente la gente que disfruta de la vida no tiene tiempo de compartir esas imágenes en el Facebook ni por el WhatsApp. ¡Paradoja coherente!

 Y es esa gente con la que da gusto estar porque lo dan todo. No hace falta que compartan nada, te están dando su tiempo y presencia. No son personas religiosas ni espirituales, ni científicas. Son gente que disfruta de la vida, con la gente. Y hacen el bien. Eso es lo que comparto y quiero transmitir en Cambio de Realidad.

Lo que más valía era ese rato con tu amiga, que no supiste ver porque no puedes verlo. Ni ella ni tú pudieron verlo y así seguirán, dejando como herencia tradiciones, valores vacíos o llenos de mal que solo crean confusión y maldad en el mundo.

 El mal no lo hace solamente quien mata, tortura o viola: lo hacemos todos, día a día gracias a nuestra ignorancia y simpleza y por medio de pequeños actos que se van sumando hasta hacer una obra completa, incoherente, miserable y dolorosa de por sí.

Todos tenemos un fragmento de poder para cambiar las situaciones. No son los políticos, eres tú quien puede hacerlo.


Gracias por tu lectura y comprensión.

Disfruta de la vida.

Ruth Morales.



NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.




Gracias



martes, enero 10, 2017

La percepción como comunicación

Es cierto que el conocimiento da lugar a que te puedas comunicar con la realidad. Además, puedes acceder a puestos de trabajo específicos a los que no hubieras accedido si no hubieras tenido esos conocimientos.

Yo hablo de percepción frente a conocimiento. Quien entiende lo que digo o quien se siente movido por lo que quiero decir con "percepción", resulta que se da cuenta de que el conocimiento puede ser sustituido por esa otra mirada por encima de él mismo: la percepción.

Esta te posiciona por encima de cualquier cuestión, incluso sin conocer el entorno. No vas a hablar de medicina o de una enfermedad con el especialista que te está tratando porque careces del conocimiento que él tiene: pero tú tienes otra cosa en este caso de la que dicho especialista de medicina carece, que es percibir todo como UNA SOLA COSA, algo que un médico o científico nunca podrán observar como tal.

Entonces, eso te ayudará en cualquier momento y/o situación de la vida. Es cierto que no se puede tener una percepción al cien por cien en esta realidad pero desde mi comprensión transmito que eso es un canal que puede irse abriendo a medida que vayas dejando que así sea y que te ayudará siempre, si es que te dejas llevar por él y dejas de buscar respuestas que el conocimiento te dará.

Adjunto este vídeo que grabé hace un año. Es corto pero explico de manera rápida y general qué es la percepción frente al conocimiento.



Si quieres saber más, todo está en Cambio de Realidad.

La percepción es otra manera de comunicarnos, haciendo que el receptor se encuentre bien pues la percepción libera y el conocimiento no, por mucho que se diga lo contrario.

Gracias siempre por tu comprensión y seguimos adelante.

Disfruta de la vida.

Ruth Morales


NOTA: Cualquier reflexión y/o criterio fuera del contexto desde el que hablo, no será sino eso, una opinión fuera de contexto, sin sentido y absurda. Todo lo que hago y he hecho está en www.cambioderealidad.com. por si quieres entender lo que digo y por lo tanto, desde la percepción desde la que lo transmito.



El Secreto a Voces. El libro lógico.